Última Hora

Los Grammys presentan lo mejor de lo mejor y por lo general los seguidores de los artistas sin duda alguna desean ver ganar en la categoría que corresponda a su ídolo musical.

Sin embargo, casi siempre vemos a los mismos intérpretes competir por el galardón y de paso llevárselo.

Este año en la categoría de mejor álbum de Músicas del Mundo compitió el disco  "I Have No Everything Here" (No lo tengo todo aquí), el cual pertenece a un grupo de presos de la cárcel Zomba, en Malawi.

La banda que está integrada por asesinos y ladrones más funcionarios del presidio, optaron por buscar su primer Grammy en la 58ª edición que se realizó el pasado lunes en Los Ángeles.

El grupo musical llamado Zomba Prison Project nacido como un proyecto para ser ver que los presos también son seres humanos, no logró alcanzar su objetivo en la gala. Sin embargo,  marcó la diferencia al ser un grupo privado de libertad.

El álbum Zomba Prison Project contiene 20 canciones y todas sus letras están relacionadas a los retos que se enfrentan en el convivio cotidiano en la cárcel.