Última Hora

El humorista Rolando Carmona estuvo a las puertas de la muerte, y es que hace menos de un año Carmona supo que tenía hígado graso nivel cuatro.

El ocurrente Rolando tuvo que cambiar sus hábitos alimenticios y dejar el sedentarismo si quería seguir viviendo.

Afortunadamente Carmona en la actualidad se encuentra mejor , con hábitos muchos más sanos gracias también al apoyo de su familia.