Última Hora

Enrique Valdéz, un aficionado hondureño, tuvo una mala experiencia conociendo a Keylor Navas, en las afueras del campo de entrenamiento del Real Madrid, donde habitualmente algunas figuras detienen sus lujosos vehiculos para saludar a los hinchas. 

Valdéz, en un entrevista con el Diario Diez, relató de esta manera su encuentro con el portero costarricense:

“Fue el 1 de enero de este año, tipo 7 de la noche. Casualmente ese día fue cuando James llegó tarde y la policía lo siguió. Bueno, salieron primero varios carros y después salió Keylor Navas en su Audi, pasó y le hice la parada, entonces yo salgo corriendo gritándole ¡Keylor, Keylor! y entonces veo que se para, baja el vidrio y me firma, luego le digo, 'sos un orgullo, gran temporada has tenido con el Real Madrid' y solo me contesta 'gracias'. Luego le digo, 'sos un orgullo de Centro América' y me contesta 'Gracias, gracias'. 'Yo soy de Honduras y vengo a verte', le vuelvo a decir... en eso me queda viendo y me contesta 'ah ya', a secas, y yo así como 'qué arrogante este man'. Nos hacemos la foto, pero no salió bien, le pedí volverla a hacer y me contestó 'no, no tengo tiempo, ya me voy', en eso subió el vidrio y se fue”.

El catracho, que también se fotografió con Zidane, Ronaldo y Sergio Ramos, añadió:

“Me hice amigo de un español que va muy seguido y me dice que Keylor la temporada pasada paraba todos los días, igual James, accesibles con fotos y firmas, pero ya esta temporada se hicieron engreídos. Llegó una familia de Costa Rica con la bandera del país y camisetas de la selección, paró, y les dijo 'bueno, apúrense porque tienen dos minutos para hacerse fotos y firmas conmigo', y dije yo 'pucha, qué pena con este'. Sinceramente se le ha subido mucho la fama a la cabeza a Keylor. Tenía un mejor concepto de él”.