Última Hora

El Arsenal logró este domingo un triunfo agónico ante el líder, Leicester, que jugó casi toda la segunda mitad con un hombre menos, y vio cómo el cuadro de Londres, en su casa, le superaba en la última jugada con un gol de Danny Welbeck.

El atacante costarricense, Joel Campbell, fue convocado para este importante encuentro, pero permaneció los 90 minutos en el banquillo. 

El Leicester se adelantó con un tanto de su delantero, y máximo realizador del campeonato Jamie Vardy, al transformar un penal que significó su gol 19 en liga.

Los cambios realizados por el técnico local, el francés Arsene Wenger, surtieron el efecto deseado ya que los dos goles del Arsenal los anotaron futbolistas que salieron desde el banco.

Theo Walcott, al minuto 70, igualó con un disparo desde el área pequeña, y Danny Welbeck llevó el apoteosis al Emirates Stadium al cabecear una falta puesta en el área por el alemán Mesut Ozil en la última jugada del partido.

Con esta victoria, los 'Gunners' se colocan a solo dos puntos de los 'Foxes', que llevaban siete partidos sin perder.

Bestia negra del Leicester 

La escuadra de Wenger sumó su segunda victoria consecutiva infligiendo al Leicester la tercera derrota de la temporada.

No sólo por la forma en que se logró, sino por lo que supone y por el calendario que tienen por delante, esta victoria ha colmado de alegría al club de Campbell, que se enfrentará las próximas semanas al Hull City en la FA Cup, y Barça en Champions League, y al Manchester United y al Tottenham en la Premier.

"Fue un momento crucial, porque las matemáticas decían que podían ser 8 puntos o ser dos puntos. Es una gran diferencia", dijo el entrenador del Arsenal.

"Todos estamos extremadamente contentos por él", añadió refiriéndose al autor del gol final, Danny Welbeck, "porque ha estado de baja 10 meses, lo que es una eternidad para un futbolista".

El Leicester ya fue humillado por el Arsenal en la ida (5-2), al que no ha vencido en los últimos 19 partidos.

Caludio Ranieri, por su parte, declaró al micrófono de Sky Sports al finalizar el choque que fue un partido "fantástico". "El árbitro fue muy severo, creo que once contra once hubiéramos ganado el partido", se lamentó el técnico italiano.

Eliminados de la Copa, y sin disputar competición europea, los hombres dirigidos por Ranieri tienen por delante un calendario asequible en las próximas fechas, y se ha quitado ya de encima a casi todos los 'cocos' de la Premier. Sólo el Manchester United y el Chelsea en las últimas fechas parecen rivales a la altura de los 'Foxes', que pese a la derrota, siguen mirando desde arriba a todos sus rivales.