Última Hora

El presidente de Pakistán, Mamnoon Hussain, pidió a los jóvenes no celebrar el día de San Valentín, una fiesta de origen católico que crispa a los conservadores de ese país de mayoría musulmana.

"El día de San Valentín no tiene ninguna relación con nuestra cultura y debe ser evitado", declaró el presidente durante un homenaje a un héroe de la independencia el viernes.

El mandatario pidió a los jóvenes que en lugar de celebrar ese día se centren en sus estudios.

Vea: Camboya advierte a sus estudiantes sobre el peligro de la celebración de San Valentín

En la misma línea, en Peshawar, capital de la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa, la asamblea local votó por unanimidad una resolución prohibiendo la fiesta de los enamorados.

"Una parte específica de nuestra sociedad quiere imponer los valores y la cultura occidental a nuestros jóvenes con San Valentín", reza la resolución, presentada por un miembro del partido islamista Jamaat-e-Islami.

"No hay lugar en nuestra cultura y nuestra civilización para un día tan inútil y obsceno, cuyo objetivo es difundir la vulgaridad y la indecencia entre nuestra juventud", añade el texto.

Vea: Estudio demuestra cómo nos comportamos los ticos en San Valentín

La policía del muy conservador distrito de Kohat, en la misma provincia, recibió también la orden de impedir cualquier celebración relacionada a esta fiesta.

Pero pese a la prohibición, varios comercios de Peshawar vendían abiertamente chocolates, flores y objetos relacionados a esta fiesta, constató un periodista de la AFP.