Última Hora

Palmeras y árboles derribados e inconvenientes con el ferry son parte de las consecuencias del fuerte oleaje en Limón y Puntarenas.

Mientras en Limón la caída de materiales a las aguas fue el problema, en el Pacífico las grandes olas fueron el problema.

Los expertos explican que lugares como Bahía Salinas y Tamarindo continuarán el olaje se mantendrá fuerte durante estos días.

Si desea más información, reproduzca el video que acompaña a estas líneas.