Última Hora

Debido a los fuertes vientos e inundaciones, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) mantiene la alerta amarilla en todo el país.

En Batán habilitaron un albergue con 47 personas. En el Caribe hay comunidades anegadas y algunos ríos amenazan con desbordarse.

Las localidades de Siquirres, Matina, Pacuarito y Goshen son algunas de las más afectadas.

Según los pronósticos del Instituto Meteorológico, las condiciones podrían mejorar este viernes, pero volverían el lunes.

Según los expertos, la influencia de un empuje frío aumenta la presión atmosférica y esto también genera vientos con velocidades entre los 80 y 90 kilómetros por hora.

Cartago y San José registran bajas temperaturas. Mientras que el viento sopla con más fuerza en Tilarán y Santa Ana.