Última Hora

La taxista que estuvo encadenada frente a la casa del presidente Luis Guillermo Solís, durante casi 42 horas, decidió soltarse la noche de este jueves.

Virginia Moreira estuvo amarrada a un árbol desde la mañana del miércoles en reclamo porque su taxi, año 2000, ya no puede circular.

Lea también: Taxista se encadena a un árbol en las afueras de la casa del presidente

Ella exigía reunirse con el presidente, pero ahora debe presentarse ante una jueza por alterar el orden público.

Esta mujer estuvo involucrada en la protesta de taxistas en la que lanzaron huevos a sus compañeros.