Última Hora

Las quemaduras del niño que cayó, días atrás, en una olla con manteca hirviendo en Cariari de Pococí están siendo cubiertas con piel donada que se encuentra en el Banco Nacional de Piel.

Lea también: Menor cae en olla con manteca hirviendo.

El tejido se guarda con medidas estrictas y se lleva a la sala de operaciones para colocarla al menor de cuatro años.

Olga Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños, dijo que “se le colocaron injertos de piel en la zona de la espalda y en la región de las manos.

Precisamente, estas son “las zonas más extensamente quemadas” en el niño, que tiene afectación en el 40% de su cuerpo.

Arguedas agregó que el niño “sigue estando muy grave” y permanece con ventilación mecánica en la unidad de cuidados intensivos.

Lea

La etapa de injertos es fundamental para evitar complicaciones, pues al existir una quemadura se pierde una de las principales barreras de defensa contra el ambiente externo. Esto aumenta el riesgo de infección.

Pocas donaciones de piel pusieron en apuros al hospital, pero finalmente se logró conseguir suficiente.

El niño, vecino de Pococí, permanece sedado para evitar el dolor.