Última Hora

Las ráfagas que soplan con fuerza en Puriscal están provocando más de un dolor de cabeza a los pobladores.

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) informó hace poco sobre la suspensión en el servicio de agua potable para el cantón, que afecta a 24.000 pobladores.

¿La razón? Las ráfagas han cortado el suministro eléctrico en reiteradas ocasiones; por lo tanto, los equipos de bombeo han salido de operación constantemente, por lo que el agua no ha llegado fluidamente a los tanques de almacenamiento.

Lea también: Fuertes vientos afectan casas, vehículos y centros educativos.

El corte de agua comenzó a las 8 a.m. y no hay hora prevista para que el preciado líquido regrese a los miles de hogares de los puriscaleños.

Por ello, el AyA distribuirá agua en cisternas a los distritos afectados: Santiago, San Antonio, Candelarita, Mercedes Norte, Barbacoas, Piedades, de Mora y La Fila del cantón de Mora.

Los fuertes vientos también destecharon la humilde vivienda de Elvia Gutiérrez y sus tres hermanos, en el poblado de Barbacoas, el mismo donde los ventoleros levantaron el techo del colegio.

Lea también: Ráfagas arrancaron el techo en el colegio de Barbacoas.

La vivienda de Gutiérrez amaneció este jueves con poco menos del 50% sin techo. La familia ahora busca cómo volver a reconstruir su techo, en vista de que no cuenta con el dinero para hacerlo. Si usted desea ayudarla puede hacerlo al número 8649-9099.

Y es que en todo el cantón josefino se han presentado 22 emergencias desde el martes, que van desde caídas de árboles sobre el tendido eléctrico hasta quema de charrales. 

Por su parte, en el ICE informaron que han reportado en la zona 57 averías también desde el martes. 

Con información de Ricardo Arias, corresponsal en Puriscal.