Última Hora

La taxista Virginia Moreira pasará encadenada a la intemperie fuera de la casa del presidente Solís.

Ella reclama que le quitaron las placas porque su vehículo es modelo 2000 y no ha podido cambiarlo “por la burocracia”.

Vea: Taxista se encadena a un árbol en las afueras de la casa del presidente

Además insiste que debe ser atendida por el presidente en persona.

Casa presidencial asegura que intentó dialogar con ella, incluso invitándola a Zapote, pero se negó.

La mujer participó en la protesta días atrás donde taxistas lanzaron huevos a sus colegas.