Última Hora

En Paraíso de Cartago, todo un barrio está lleno de apodos.

Son tantos los vecinos a los que bautizar, que colocaron una pizarra en un rincón del pueblo para ir dándoles a cada uno su apodo.