Última Hora

Un estudio desarrollado en nuestro país por la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adultos (GATS por sus silgas en inglés), midió el impacto del consumo del cigarro en los costarricenses.

El análisis reveló que unos 300.000 adultos fuman a diario. Esto representa el 8,9% de la población mayor de 15 años. Esta cifra es menor si se compara con los demás países de América, que superan el 10% de la población. 

De acuerdo con el estudio, el consumo entre los costarricenses es mayor en hombres (13,4%) que en mujeres (4,4%).

De los fumadores actuales, las personas de 45 a 64 años tienen el mayor consumo con un 10,4%, seguidas de los de 25 a 44 años con un 9,8 % y los menores de 24 años tienen un consumo del 7,2%.

Además el consumo de tabaco es mayor en los adultos que viven en zonas urbanas (9,6%), en comparación con los habitantes de zonas rurales (7,1%).

La investigación también identificó que el 73% de los fumadores planearon o pensaron dejar de fumar en el último mes. Pero solo la mitad (56,7%) de los fumadores diarios dejaron de fumar.

Entre lo positivo destacó que el porcentaje de personas no expuestas al humo de segunda mano (exposición al humo que exhala un fumador) fue bastante alto: en el hogar un 95%, trabajo un 93,7%, en los restaurantes 92,1% y en bares o clubes nocturnos un 77%.

También se demostró que los fumadores activos gastan en promedio ¢19.370 mensuales, y a diario están consumiendo 13 cigarrillos.

Por otra parte, en los eventos deportivos el 78,1% de los adultos indicó no observar publicidad ni patrocinio de cigarrillos.

Por último, un alto porcentaje de adultos creyeron que fumar causa enfermedades graves (97,8%), una relación similar (95,8%) de los entrevistados opinaron que la exposición al humo de segunda mano o fumado pasivo, causa enfermedades graves en quienes no fuman.

El estudio fue realizado por primera vez en nuestro país en el 2015 y contó con la colaboración del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta (CDC) y la Organización Panamericana.

La encuesta, presentada este miércoles por el Ministerio de Salud, incluyó información sobre las características de los encuestados, consumo y cesación del tabaco, exposición al humo de segunda mano, economía, medios de comunicación, conocimientos, actitudes y percepciones acerca del consumo de tabaco.

Se seleccionaron personas de 15 años o más, con representación nacional. Hubo un total de 8.607 entrevistas completadas, la tasa de respuesta fue 89,2%.

“Esta es la primera encuesta que sigue los parámetros que establece la OMS y el CDC para determinar cuál es la real prevalencia de fumado en mayores de 15 años en el país, y nos da un resultado muy importante, en el cual el 8.9 por ciento de la población mayor de 15 años fuma, ubicándonos como uno de los dos países de América Latina donde la prevalencia es menor a 10”, mencionó el doctor Roberto Castro, jefe de la Unidad de Vigilancia de la Salud.