Última Hora

El expresidente de la Fedefutbol, Eduardo Li, seguirá en la cárcel en Nueva York, luego de que este miércoles la justicia de los Estados Unidos rechazó su petición de libertad bajo fianza. 

Así lo indicó el periodista de la agencia AFP, Mariano Rolando, quien estuvo presente en la audiencia que inició a las 9:30 a. m. de Nueva York (8:30 a. m. de Costa Rica). 

Lea también: Eduardo Li sabrá este miércoles en audiencia si obtiene libertad bajo fianza

El juez del caso, Robert Levy, no aceptó la propuesta de la defensa que consistía en pagar en efectivo $300.000 y pagar otros más de 4 millones de dólares en bienes familiares; así como permanecer en un apartamento de Nueva York donde sería vigilado las 24 horas.

Lea también: ¿Cuál es el panorama de Eduardo Li?

De momento la justicia de Nueva York convocó una nueva audiencia para el próximo 23 de febrero y en donde la defensa deberá presentar mayores pruebas. 

Exigen una mayor fianza.

La fiscalía federal se opuso a la propuesta de la defensa, exigiendo una fianza de 10 a 15 millones de dólares, con entre 5 y 7,5 millones en efectivo o con garantías de propiedades en Estados Unidos.

Li, de 57 años, fue detenido en Zúrich el 27 de mayo de 2015 cuando estalló el escándalo de corrupción en la FIFA y extraditado a Estados Unidos el pasado 18 de diciembre. Se declaró inocente de los 19 cargos que enfrenta, entre ellos asociación delictiva, fraude y lavado de dinero. 

Luego de la liberación la semana pasada del hondureño Alfredo Hawit, suspendido presidente de la Concacaf, el costarricense es el único de los acusados extraditados a Estados Unidos o que se entregó a la justicia de ese país que sigue en prisión.

En total, las causas en Estados Unidos por el escándalo de corrupción en la FIFA, que estalló en mayo pasado y tuvo una segunda oleada de acusaciones en diciembre, incluyen a 39 personas, la mayoría altos dirigentes del fútbol del continente americano, y dos importantes compañías de marketing deportivo.

Doce individuos se han declarado culpables, aceptando cooperar con la fiscalía a cambio de una posible reducción de la pena, y 27 son actualmente juzgados.