Última Hora

Cerca de 600 gais, lesbianas, bisexuales y transexuales son asesinados en Latinoamérica cada año, según información de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en  www.perseguidoslgtb.org.

El diario español El País indica, en un amplio informe, que estos crímenes de odio suele quedar impunes, como ocurre en otras latitudes como Rusia, África y algunas naciones del este europeo. 

CEAR contabiliza 1.700 crímenes en 62 países, especialmente en aquellos -explica el rotativo- donde penalizan "legalmente el ser o comportarse como un homosexual o un transexual, y, también, en muchos otros en los que la persecución es social, aunque no sea legal".

El diario recoge el caso de la hondureña Alexandra Andino, de 35 años, quien solicitó refugio en España ante el peligro de ser asesinada en su país, aunque sí sufrió innumerables vejaciones. 

"En mi país tenía miedo constante a caminar por la calle. Siempre volvía a casa con una pedrada, un salivazo. Aunque a veces una palabra duele más. Lo que tengo podrido por dentro nadie me lo va a quitar", contó. "Reconocí más de 100 cuerpos de compañeras de mi organización", agregó.

Andino relató, además, que fue secuestrada y torturada por su papel de activista. "Vinieron a mi casa. Era fácil, yo vivía sola y era muy conocida. Durante varios días me pegaron, me apuñalaron, me dispararon, me violaron. Me fracturaron los huesos. Pedí a gritos mil veces que me mataran, pero ellos seguían torturándome. Decían que tenía que sufrir más que las demás", relató.