Última Hora

En marzo Costa Rica deberá responder ante Naciones Unidas en materia de derechos humanos.

Un examen hecho por la Defensoría de los Habitantes deja al descubierto que Costa Rica defiende en palabra estas garantías, pero a la hora de aplicar la ley se queda corta.

Igualdad y no discriminación, derecho al trabajo, seguridad social y vivienda digna son parte de las áreas con debilidades.

Por ejemplo, pese a que el país cuenta con una política nacional para una sociedad libre de racismo, discriminación y xenofobia, la ejecución no se ha dado en los plazos establecidos.

Inclusive la Defensoría detectó falta de atención prenatal y ausencia al seguro indirecto de familiares en mujeres migrantes.

También señalo temas de violencia contra menores de edad y acceso al agua potable en zonas rurales, indígenas y marginales.