Última Hora

Han pasado más de tres años desde el terremoto de Sámara. Aunque parezca increíble, aún hay centros educativos que no han podido reponerse del todo.

Las nuevas autoridades de infraestructura del Ministerio de Educación Pública (MEP), han intentado apresurar las obras y han trabajado en 45 de los 180 centros afectados, pero tres de ellos se mantendrán cerrado al inicio del curso lectivo.

En cuanto al recurso humano, algunos estudiantes llegarían las aulas, pero los educadores no.

Al menos 800 de ellos han renunciado a sus nombramientos, pues consideran que las solas son inhóspitas o de alta peligrosidad.