Última Hora

Costa Rica mantiene vigilancia en los albergues donde miles de migrantes cubanos esperan viajar hacia Estados Unidos, ante la presencia de traficantes de personas que buscan lucrar con ellos, dijo el gobierno.

El ministro costarricense de Relaciones Exteriores, Manuel González, indicó que los traficantes conocidos como "coyotes" buscan convencer a los isleños a salir de Costa Rica por vía irregular para acelerar su tránsito a Estados Unidos.

"Hemos hecho un gran esfuerzo por arrancar de raíz este mal que son los coyotes, que andan rondando los albergues" que desde noviembre llegaron a acoger hasta 7.800 cubanos en Costa Rica en espera de retomar su recorrido migratorio por tierra.

González se refirió al tema la noche del jueves cuando acompañó la salida de 184 cubanos del aeropuerto de la ciudad noroccidental de Liberia hacia El Salvador, desde donde viajaron en bus hasta Tapachula, en el sur de México, para continuar el trayecto a Estados Unidos por su cuenta.

Por su parte, el gobierno mexicano aseguró que les entregará gratuitamente un documento de 'Visitante por Razones Humanitarias' que les permitirá "permanecer en territorio mexicano hasta por 20 días, y tras su término salir de él". 

Se trata de la segunda salida de cubanos, desde el 12 de enero, cuando partió el primer grupo, en un mecanismo concertado por Costa Rica, El Salvador, Guatemala y México para permitirles continuar su recorrido, luego de que en noviembre Nicaragua les negara el paso por su territorio.

Este segundo periplo los realizan 39 familias, integradas por 118 adultos y 66 menores de entre 6 meses y 18 años, aseguró el Instituto Nacional de Migración de México.

Entre tanto, la cancillería costarricense anunció un acuerdo con México para enviar a los cubanos a ese país en un vuelo directo, sin pasar por El Salvador y Guatemala.

Se trata de un cambio en la política mexicana, que había aceptado recibir a los isleños solo si ingresaban por tierra.

Muchos cubanos han perdido la paciencia con la lentitud del proceso y otros lo han querido evitar por el costo de 555 dólares hasta Tapachula, lo que ha sido aprovechado por los coyotes para ofrecer una salida al margen de los acuerdos gubernamentales.

El vuelo directo a México tendrá un costo de 790 dólares, y los cubanos podrán escoger si realizan ese viaje o si lo hacen vía El Salvador a un costo más bajo.

Autoridades migratorias costarricenses calculan que hasta 900 cubanos han buscado salir de Costa Rica irregularmente, algunos de los cuales han sido interceptados en el camino.

"Mantengamos la calma porque queremos que esto (el viaje de los cubanos) sea exitoso. Vean las experiencias de los que han buscado atajos por medio de los coyotes, no han sido experiencias buenas", indicó González.

A partir de la próxima semana, los cubanos saldrán a razón de dos vuelos semanales, cada uno con al menos 180 personas.