Última Hora

Alajuelense anotó cuatro goles ante el Santos de Guápiles pero pudieron ser cinco. El penal errado por Allen Guevara sembró algunas dudas ya que el tirador, en principio, era el atacante Jonathan McDonald.

McDonald, que fue a quien le cometieron la falta, tomó la pelota y se disponía a rematar desde los once pasos, sin embargo, sus compañeros le dijeron que no era el indicado y el encargado finalmente fue el Cusuco, que desperdició la oportunidad.

“Los cobradores en su orden eran Diego Madrigal y Andrés Lezcano, pero en el momento del penal ya habían salido de cambio. Ellos (los jugadores) se pusieron de acuerdo y no hubo ninguna instrucción”, comentó el técnico Javier Delgado.

Lea también: Alajuelense se sacude con un triunfo 4-2 ante Santos

El estratega además pidió respaldo para el defensor Porfirio López, que no tuvo una buena noche ante el conjunto guapileño.

“Fue un error muy puntual y terminó en gol, entonces eso a la afición le queda muy marcado. Lo que pido es apoyo para todos los jugadores porque cualquiera puede fallar en cualquier momento”, aseguró en conferencia de prensa.

A pesar de estos dos momentos incómodos, los manudos ganaron con contundencia 4-2 y ya se asoma en las primeras posiciones de la tabla con 10 puntos.