Última Hora

La tradición popular cuenta que un lacito rojo, colgando en alguna prenda de vestir, es el antídoto perfecto para cualquier mal de ojo o brujería; al menos, así lo asegura doña Ortensia Carvajal, una mujer vecina de Esquipulas de Palmares.

Podría decirse que doña Ortensia es la mujer que conoce más agüizotes en toda la zona de Palmares; por eso, es frecuente ver su casa con visitas quienes llegan a pedirle consejos. Su historia en el video adjunto.