Última Hora

El presidente del Club Sport Cartaginés, Luis Fernando Vargas, aseguró que fue su propia afición la que comenzó el enfrentamiento entre ambas barras que obligó a la suspensión del compromiso.

Según el jerarca, la afición brumosa fue la que incentivo a la visitante e incluso invadieron la gradería sur del estadio Fello Meza, donde se encontraban los rojiamarillos.

“Me da mucha pena y vergüenza que la afición del Cartaginés no son de esos pocos gamberros que fueron a provocar, ellos fueron hasta la zona, se brincaron la malla y vinieron a hacer estos disturbios”, indicó Vargas.

“Vamos a detectar a estos aficionados y los vamos a vetar para que no vuelvan a entrar al estadio”, añadió el presidente brumoso.

Por su parte, el gerente del Herediano, Orlando Moreira, indicó que estos pleitos solo alejan al aficionado de las gradas.

“Hay gente que viene a ver fútbol y otros a ver qué problema causan. Esto lo hace muy peligroso y eso hace que la gente no quiera venir. Hay que disfrutar el fútbol”, indicó Moreira.

Al final de la primera mitad, aficionados del Cartaginés y el Herediano tuvieron un intercambio de golpes en la gradería sur e incluso hubo lanzamiento de piedras que provocó la lesión a algunos aficionados.