Última Hora

Una sentencia de mayoría de la Sala Constitucional indica que el Estado debe cumplir con la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre derechos humanos y “emplaza” al Poder Legislativo a dictar una ley que regule este procedimiento.

Los magistrados consideraron que el Decreto de Fecundación in Vitro, promulgado por Luis Guillermo Solís, es anticonstitucional, ya que es el Congreso el que debe legislar sobre el tema.

La Sala considera que mientras la Asamblea Legislativa procede con la ley, el decreto continuará teniendo vigencia.

En setiembre del año pasado Solís firmó el mencionado decreto, con la intención de regular y permitir este método de concepción.

Desde el 2012 la Corte Interamericana había dictado sentencia en un caso elevado por un grupo de parejas ticas que no podían realizarse el procedimiento en el país. 

Varios proyectos de ley han entrado a la corriente legislativa para regular esta técnica de fecundación, pero la oposición de grupos conservadores cristianos han impedido su aprobación, por considerar que atenta contra el derecho a la vida.

La bancada evangélica está conformada por cuatro de los 57 diputados, y han utilizado tácticas dilatorias para impedir su votación.

En Costa Rica podría haber 15.000 personas que desean procrear y solo tienen la posibilidad de hacerlo mediante la fecundación in vitro, según el abogado Boris Molina, quien representa a varias familias que defienden esta técnica reproductiva.