Última Hora

El Consejo Nacional de Vialidad (Cosevi) espera poder reanudar las obras para ampliar y rehabilitar el puente de la platina –que se encuentra en la ruta 1 y pasa sobre el río Virilla– en la primera quincena de febrero.

Este capítulo es uno más de la saga en que se ha convertido la reparación de este paso. Los intentos empezaron cuando Óscar Arias era presidente, siguieron durante el gobierno de Laura Chinchilla y han sido parte de los esfuerzos del régimen de Luis Guillermo Solís.

El nuevo ministro de Transportes, Calos Villalta, aseguró este martes que su intención es lograr que las obras necesarias para reparar el puente se completen en los dos años que estará frente al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

La Unidad Ejecutora del BCIE, encargada del proyecto actual, explicó que “se deben formalizar la orden de modificación y la adenda al contrato, documentos por medio de los cuales se incorpora al contrato, lo autorizado por la Contraloría General de la República”, antes de continuar con los trabajos.

En el puente, por el que pasan unos 90.000 vehículos al día, se espera solucionar los problemas en la superficie de rodamiento y ampliar la estructura a seis carriles para lograr una mejora en el flujo vial de esta importante vía.

En el Conavi detallaron que el costo del proyecto es de ₡7.538.072.840. El monto por obras es de ₡7.315.801.450, ₡222.271.369 serán utilizados en la supervisión y ₡21 millones costó el diseño del proyecto.

Una vez reiniciadas las obras se espera que los trabajos se extiendan por 14 meses.

En setiembre del 2014, cuando se detuvo este proyecto, el 75% de las obras en la súper estructura abajo del puente. Una vez concluida esta fase se llevarán a cabo las mejoras en parte superior, que serán visibles para los conductores.