Última Hora

Enclavado en una reserva natural de 14 hectáreas, en San Carlos, está Rainforest Tree House, un particular hotel cuyas habitaciones están construidas sobre elevados pilotes desde cuya altura se puede observar la abundante floresta del sitio.

Este hotel costarricense, propiedad de una pareja de extranjeros, destaca en un particular o curioso listado del sitio especializado en hospedajes Airbnb, que publicó los 11 hospedajes más extraños de entre un catálogo de más de un 1,5 millones de sitios en buena parte del mundo.

Destacan un hotel con forma de bota gigante en Nueva Zelanda; una burbuja transparente en Irlanda; un antiguo vagón en Wyoming, Estados Unidos o un bed and breakfast con forma de perro gigante en Idaho, también en Estados Unidos.

Los precios son variados, y en el caso del hotel en nuestro país el costo de la noche es de $110, que incluye el disfrute de una serie de piscinas con aguas termales y recorridos por el bosque. El hotel no cuenta con televisión ni cable, aunque sí con wifi.