Última Hora

Los partidos amistosos sirven para dejar enseñanzas, para probar y por qué no hasta echar a perder. Son bocetos para lo que viene. Por eso errores como los vistos ante Venezuela en parte no duelen tanto, siempre y cuando se aprenda la lección.

Costa Rica llegó con una idea bien estructurada, pero dos tontas expulsiones y un error del portero sobre el final terminaron de liquidar la derrota 1-0 ante Venezuela.

Y en el momento que La Sele quiso correr ante la vinotinto, se encontró condicionada por la falta de hombres y con poca claridad para poder sacar conclusiones positivas.

La Sele B o hasta C, como la catalogan muchos, mostró algunas variantes interesantes en la formación de Óscar Ramírez.

Algunos como Allan Miranda y Junior Alvarado se enfundaron por primera vez la camiseta Tricolor, pero se mostraron muy poco en sus sectores.

Otros como Kendall Waston parecen estar más aplomados en defensiva, aunque en la segunda mitad tuvo bastantes problemas con la rapidez y gambeta corta de los venezolanos como Soteldo Jeferson.

Los “experimentados” y de mayor proyección como lo son Johan Venegas y David Ramírez, terminaron temprano en las duchas por dos desconcentraciones y errores que en un partido de mayor peso podrían ser mortales.

Primero fue Venegas al minuto 42, quien no se aguantó las palabras y reclamó de más al árbitro colombiano Luis Sánchez. Dos amarillas imperdonables en una misma acción y un hombre menos.

A partir de ahí el juego se condicionó. La expulsión ató un grillete a los pies de la Tricolor, que a partir de ahí jugó a cuidar el empate.

Al 65’ otra vez la Selección Nacional volvió a adolecer la falta de tranquilidad y David Ramírez se hizo expulsar al jalar a un defensor de la camiseta. Doble amarilla y el segundo expulsado.

Mal retorno de David Ramírez a la Tricolor, tras seis meses de ausencia por una sanción sufrida en la Copa Oro.

Cuando el 0-0 se hacía redondo, vino la tragedia... Marco Madrigal, de buen papel hasta ese momento, soltó un balón fácil en el área pequeña tras un cobro de tiro libre y dejó en bandeja de plata la anotación al venezolano Wilmer Ángel que sepultó el partido al 88’.

Tres errores garrafales le propinan una nueva derrota a la Tricolor que ahora saltará a la cancha el próximo mes de marzo para enfrentar a doble serie a Jamaica por la eliminatoria, donde sin duda será un juego en el que no habrá ni Sele B ni C y en donde los fallos serán imperdonables.