Última Hora

Las autoridades nicaragüenses anuncian para el próximo viernes el juicio contra Roger Hilario Blandón, propietario y capitán de la embarcación que naufragó y acabó con la vida de 13 ticos.

A Blandón se le juzgará en Nicaragua por la muerte de 12 turistas costarricenses en un naufragio ocurrido el 23 de enero anterior.

Él es el propietario y capitán de la nave en la que viajaban 34 personas y que naufragó entre Little Corn Island y Corn Island.

Al nicaragüense se le juzgará el próximo viernes por homicidio imprudente, mientras tanto él seguirá en prisión preventiva.

El abogado defensor de Blandón solicitó a la jueza declararse incompetente para conocer la causa, alegando razones de jurisdicción.

La jueza aceptó el caso justificando que los turistas partieron de Managua hacia Corn Island y  se trata de un hecho excepcional en el que 12 personas perdieron la vida y un niño sigue desaparecido. 

La fiscal acusa a Blandón de zarpar sin permiso de la fuerza naval, sabiendo que las condiciones del clima eran adversas.

Por su parte el ayudante de Blandón, identificado como Ellon Absalón Pratt fue dejado en libertad y no será juzgado por lo ocurrido.

La lancha, llamada la Reina del mar, naufragó a tres millas de Little Corn Island cuando  los turistas se dirigían a Corn Island donde los esperaba una aeronave que los transportaría a Managua.

En esa embarcación viajaba Shura Welcome, la única juez del municipio de Corn Island quien declaró a las autoridades que fueron tres las olas que volcaron la lancha.

Una primer ola golpeó la panga por el lado derecho y desbalanceó a los pasajeros hacia el lado izquierdo, una segunda ola llenó la panga de agua y una tercera la volcó.

Por su parte a la búsqueda de Leyner Contreras Murillo no se detiene. Él es la única víctima que resta por ubicar.

Autoridades ticas se sumaron por tierra y aire a los trabajos ya que se sospecha que las mareas pudieron traer el cuerpo hasta territorio tico.

Leyner perdió la vida en el naufragio junto a su madre Bertah Murillo Bolaños, ambos eran vecinos de Siquirres.