Última Hora

Un reparto estelar, incluyendo los portugueses José Mourinho y Luis Figo, apoyó este lunes en Londres al candidato a la presidencia de la FIFA Gianni Infantino en un acto en el estadio de Wembley en el que explicó sus planes para los primeros 90 días de mandato.

Infantino, actual secretario general de la UEFA, es uno de los cinco candidatos para sustituir a Joseph Blatter en las elecciones que se celebrarán el 26 de febrero en Zúrich.

Además de Mourinho, despedido como entrenador del Chelsea en diciembre, y Figo, que fue candidato en las pasadas elecciones a la FIFA, Infantino contó con el apoyo del entrenador italiano Fabio Capello, la leyenda brasileña Roberto Carlos y el antiguo capitán del Real Madrid Fernando Hierro.

"Mi tarea principal será llevar el fútbol de nuevo a la FIFA y a la FIFA de nuevo al fútbol", dijo Infantino acerca de la institución que vive en los últimos meses el peor escándalo de corrupción de su historia.

"La imagen de la FIFA tiene que mejorar y volver a la cima de nuevo, y eso sólo lo podemos hacer si vivimos y respiramos por el fútbol", continuó.

"Estas leyendas que están aquí son un testimonio del amor que tenemos por el fútbol", dijo refiriéndose a sus invitados.

Entre ellos, el Balón de Oro en 2000, Luis Figo: "Pienso que estamos en un momento crucial, la gente tiene que decidir si quiere que las cosas continúen igual o si quiere un cambio. Si miras los otros candidatos, él (Infantino) es la persona correcta para afrontarlo".

Además del secretario general de la UEFA, los otros candidatos a la presidencia de la FIFA son el francés Jerome Champagne, el príncipe Ali Bin AI Hussein de Jordandia, el jeque Salman Bin Ebrahim Al Khalifa de Bahréin y el sudafricano Tokyo Sexwale.

Entre las propuestas de Infantino para sus primeros 90 días está el nombramiento de un secretario general "no europeo" que sustituya a Jerome Valcke, despedido después de su implicación en un escándalo de corrupción.

El suizo reveló que había recibido amenazas de muerte después de que la UEFA investigara el posible amaño de partidos.

"Recibí amenazas contra mí y contra mi familia porque la UEFA estaba actuando contra el amaño de partidos", dijo.

"Tenía que tener un escolta para mis hijos debido a las acciones de la UEFA contra los amaños", añadió.