Última Hora

 El tacto o las caricias, son una forma de garantizar múltiples beneficios para su bebé.

Eso es bueno destacarlo, ya que tendemos a pensar que sólo la mamá, es la encargada de acariciar al niño mediante el masaje, cuando en realidad el padre, también puede fomentar el vínculo con su hijo y lograr mayor apego entre ambos.

Se dice que esto disminuye actitudes como el machismo y les brinda mayor seguridad a los pequeños.

Eso es comunicación afectiva. El masaje propiamente, se puede realizar al aire libre o en interiores, usando aceites sin olor o cremas.

Ésta es una recomendación para quienes tienen un bebé en casa, pero sobre todo para padres que deseen descubrir, los beneficios tanto afectivos como físicos, de masajear a su hijo.

Para más información puede llamar al teléfono: 2280-0090