Última Hora

El video que acompaña a esta nota le puede poner los pelos de punta a cualquiera. Se trata de un niño de pie en la repisa de la ventana de un octavo piso.

Esto ocurrió en la ciudad rusa de Miass, situada en la región de Cheliábinsk, próxima a la frontera con Kazajistán.

El menor no debe tener más de tres años y se le puede ver jugando, asomándose y haciendo equilibrio.

Poco o nada se sabe del protagonista del vídeo. Y el usuario que lo compartió asegura que el niño está bien y no sufrió ningún daño.

El autor del vídeo dejó de grabar para llamar a la policía local y alertarles de lo que estaba sucediendo.

Según informa la agencia de noticias RT, cuando los agentes llegaron, el pequeño ya se había cansado de hacer de equilibrista.

Ahora todos se hacen la misma pregunta: ¿Dónde estaban los padres de la criatura?