¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Nacional

    Según CNFL, joven que botó 9 postes en La Uruca solo quiere pagar por uno de ellos

    La madrugada del 1 de enero, un chofer perdió el control de su carro y colisionó contra uno de los postes del tendido eléctrico en La Uruca. El impacto generó la caída de ocho postes más.

    A más de cuatro meses de este acontecimiento, los representantes de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) no ven un panorama alentador para reponer los costos incurridos en la reparación de los nueve postes.

    Luis Fernando Chaverrí, director jurídico de la institución confirmó a Teletica.com que el costo total de las reparaciones se estableció en poco más de ¢36 millones.

    Informó que habían iniciado un proceso de negociación con la familia del joven de apellido Vargas, responsable del accidente.

    En aquel entonces, la madre de Vargas había dicho que se harían responsables por las pérdidas provocadas tras el choque, pero la CNFL asegura que ahora la mujer cambió de opinión.

    “Ellos nos han dicho que no van a pagar y que harían arreglo de pago por la responsabilidad de haber botado un poste”, explicó Chaverrí tras la consulta del fracaso de la negociación.

    El director jurídico de Fuerza y Luz fue enfático al señalar que si bien es cierto “el daño es en un poste, los perjuicios son la caída del resto de postes, ya que fue un efecto dominó”.

    Pese a esto, la familia asegura no tener responsabilidad por los ocho restantes postes, declaró Chaverrí.

    A cobro judicial

    El Departamento Jurídico de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz realiza ahora las diligencias de cobro correspondiente, pues la misma familia de Vargas expresó que llevarán el caso a juicio.

    “Queda un proceso judicial, el cual inicia por un debate, en el que se estaría determinando la responsabilidad por parte del muchacho”, añadió Chaverrí.

    Posteriormente se haría la ejecución de la sentencia que vendría a declarar “único y responsable a la persona” y “tendría que pagar daños y perjuicios”.

    “Con la sentencia, nosotros metemos en sede civil un escrito nuevo, indicando todos los rubros, equipos materiales, equivalentes a los 36 millones”.

    Pago en suspenso

    Los representantes de la CNFL señalan que si todo sale positivamente para ellos, el paso siguiente sería el embargo por parte de bienes al joven de apellido Vargas.

    “El vehículo está gravado, pero tras los daños no tendría un valor alto, además se embargaría el salario de Vargas, el cual si trabaja en el sector privado no sería muy alto para pagar el monto de los ¢36 millones”.

    Ante esto, si el muchacho no posee bienes, hay una posibilidad de que no haya recuperación del dinero.
     

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento