¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Salud

    Conozca las 16 consecuencias que genera el humo del cigarro en fumadores pasivos

    Recientes estudios realizados por varias organizaciones como la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) revelaron que el daño producido por el humo de tabaco y el que se desprende de un cigarrillo encendido, que es respirado por las personas no fumadoras, es más grave que el inhalado por un fumador.

    Los datos recientes solo vienen a confirmar información disponible desde hace mucho tiempo, pero que ha sido obviado por los fumadores y hasta por quienes los rodean.

    De 7.000 sustancias químicas que posee el cigarro, cerca de 250 –arsénico, cadmio, níquel y benceno, entre otras- causan daños perjudiciales a la salud de quienes no fuman, según datos del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos.

    Cuando el fumador pasivo respira el humo de segunda mano, estas sustancias nocivas se dispersan velozmente desde los pulmones hasta la sangre y los tejidos del organismo, pasando por las vías respiratorias y las arterias.

    Esto puede generar cambios a nivel celular y producir efectos inmediatos o a largo plazo, depende de la edad del fumador.

    Las consecuencias son altas y afectan a toda la población, en especial las más vulnerables.

    Mujeres embarazadas y bebés

    Las mujeres embarazadas que fuman o inhalan humo de segunda mano, convierten a sus bebés en fumadores pasivos. Estudios de la Organización Mundial de la Salud indican que la nicotina, el monóxido de carbono y otras sustancias del humo del cigarro, por lo general, atraviesan la placenta y generan consecuencias prenatales y posnatales:

    Prenatales

    1. Muerte del feto.

    2. Mayor riesgo de abortos espontáneos y de partos prematuros.

    3. Desprendimiento prematuro de la placenta o problemas con el desarrollo de esta.

    Posnatales

    4. Peso reducido del bebé al nacer.

    5. Bebés con pulmones débiles.

    6. Síndrome de muerte súbita infantil en niños menores de un año de edad.

    Niños

    Las consecuencias en niños van desde alterar la función y eficiencia de los pulmones hasta afectar los oídos de los pequeños:

    7. Incremento de infecciones respiratorias: bronquitis, bronquiolitis y neumonía.

    8. Aumento de infecciones de oído –otitis– que incluso puede llegar a causar pérdida de audición.

    9. Mayor frecuencia de crisis asmáticas, en los niños que padecen esta enfermedad.

    10. Irritación en las mucosas –nariz, garganta, ojos- además de tos seria.

    11. Funcionamiento deficiente de los pulmones, lo que puede causar falta de aire en el menor.

    Adultos no fumadores

    Cualquier grado de exposición al humo de segunda mano es dañino para organismo. Esto afecta el funcionamiento de diversos sistemas del cuerpo humano e incluso motiva el desarrollo de enfermedades, según una investigación realizada por Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos.

    12. El riesgo de padecer cáncer de pulmón se incrementa en un 30% para los hombres y un 20% para las mujeres que nunca han fumado. Según la Sociedad Americana contra el Cáncer, aproximadamente 69 de las sustancias químicas nocivas que contiene el humo de tabaco en el ambiente causan cáncer.

    13. Puede causar cáncer de laringe, faringe, senos nasales y vejiga, entre otros.

    14. Enfermedades del corazón: con solo respirar el humo de un fumador se afecta inmediatamente al sistema cardiovascular de una persona, conforme pasa el tiempo, sus efectos pueden producir desde enfermedad cardiaca coronaria hasta ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares (derrames cerebrales). Los fumadores pasivos tienen entre un 25% y 35% más de riesgo de padecer un infarto.

    15. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC): puede causar tos, silbidos al respirar, presión en el pecho y falta de aire. Un tipo de EPOC es el enfisema.

    16. Se agravan las alergias o asma grave, además de irritación nasal, de garganta, piel y ojos.

    Datos alarmantes a nivel mundial

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que el tabaquismo mata a casi 6 millones de personas por año a nivel mundial.

    Lo más alarmante es que de esta cifra un aproximado de 600.000 son fumadores pasivos, que solo respiraban el humo del cigarro de un fumador cercano, llámese esposo, esposa, hermano tío, mamá o papá.

    Alrededor del 40% de los niños, en el mundo, se exponen regularmente al humo del tabaco en el ambiente.

    Según la OMS, el 31% de los fallecimientos producidos por tabaquismo pasivo, cada año, corresponden a niños.

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento