¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Internacional

    Guantánamo: la fiscalía no vio correos confidenciales de la defensa

    WASHINGTON, 12 Abr 2013 (AFP) - El Pentágono rechazó formalmente este viernes que los fiscales militares hayan podido ver los correos electrónicos confidenciales de los abogados que representan a los acusados detenidos por supuesto terrorismo en la base estadounidense de Guantánamo, como sostienen los defensores.

    Los abogados de varios acusados por los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos pidieron el jueves la postergación de una audiencia prevista para el 22 de abril tras haber sido informados que sus buzones electrónicos, en los que conservan comunicaciones confidenciales con sus clientes, estaban "en peligro".

    Por los mismos motivos, el juez James Pohl, que preside el tribunal militar de excepción, decidió posponer "en interés de la justicia" la audiencia del saudita Abd al-Rahim al-Nachiri, acusado del ataque al buque estadounidense USS Cole, que debía iniciarse el lunes próximo.

    La responsable de los abogados militares de Guantánamo (base ubicada en Cuba), la coronel Karen Mayberry, les había ordenado que ya no intercambiaran mensajes electrónicos confidenciales en la red del Pentágono tras haberse descubierto, a raíz del caso de otro acusado, que algunas de esas comunicaciones habían sido remitidas a la fiscalía por el personal militar encargado de la seguridad de información, señaló el abogado James Connell.

    El portavoz del Pentágono, Todd Breasseale, estimó este viernes que esas afirmaciones constituyen "un mito".

    "Puedo decir inequívocamente que ningún fiscal y que ningún miembro del equipo de monitoreo ha visto el contenido de cualquier comunicación protegida" de la defensa, escribió en un comunicado.

    Admitiendo la existencia de una "avería" en el servidor de la oficina de comisiones militares (OMC), "que pudo ser catastrófica", el teniente coronel Breasseale desmintió que 540.000 correos electrónicos hayan sido remitidos al gobierno.

    El abogado Walter Ruiz, defensor del saudita Moustapha al-Houssaoui, había hecho mención a "la incautación de más de 500.000 correos electrónicos que contienen comunicaciones protegidas por la relación abogado-cliente".

    En febrero, se reveló que las conversaciones entre los acusados y sus defensores podían ser escuchadas por el gobierno, en la sala de audiencias y las oficinas donde se reúnen en privado. 

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento