¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Internacional

    Obama llama a Corea del Norte a detener su "actitud agresiva"

    AFP


    El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó el jueves a Corea del Norte a detener su "actitud agresiva", en ocasión de un encuentro en la Casa Blanca con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.


    "Nadie quiere ver un conflicto" con Corea del Norte, dijo Obama, quien sin embargo destacó que Estados Unidos está listo para tomar las medidas necesarias para protegerse.


    "Estados Unidos dará todos los pasos necesarios para proteger a su pueblo y cumplir nuestras obligaciones en virtud de nuestras alianzas en la región", sostuvo el presidente durante un breve discurso desde el Despacho Oval.


    "Ambos estamos de acuerdo en que ahora es el momento de que Corea del Norte ponga fin al tipo de actitud agresiva que ha estado teniendo", expresó Obama.


    Si bien el presidente estadounidense enfatizó que Washington continuará tratando "de trabajar para resolver algunos de esos asuntos de manera diplomática", dejó claro que su país estará listo para enfrentar cualquier eventualidad y defender a sus aliados.


    De acuerdo con el mandatario, "es importante para Corea del Norte, como cualquier otro país del mundo, observar las reglas y normas básicas".


    Por su parte, Ban dijo estar "profundamente preocupado (...) por las tensiones en curso en la península coreana" y llamó "a los países vecinos, incluyendo China, que podrían tener influencia sobre Corea del Norte, a ejercer su influencia para que la situación se resuelva de manera pacífica".


    El secretario general de la ONU saludó además "la respuesta comedida" de las autoridades estadounidenses frente a las amenazas de los norcoreanos.


    Más temprano este jueves, el grupo de cancilleres del G8, incluido el secretario de Estado estadounidense John Kerry, condenaron "en los términos más duros posibles" las actividades del régimen de Pyongyang en el marco de su controvertido programa nuclear, advirtiendo que sería objeto de más sanciones en caso de lanzar un misil.


    "Si Corea del Norte lleva a cabo otro lanzamiento de misil o ensayo nuclear, nos comprometimos a adoptar más medidas importantes", precisó posteriormente en una rueda de prensa el ministro británico William Hague, anfitrión de la reunión.


    Corea del Norte ha amenazado con lanzar ataques nucleares contra territorios de Estados Unidos y sus aliados en el noreste de Asia, en represalia a las sanciones impuestas por la ONU a raíz del ensayo nuclear que llevó adelante el pasado diciembre.


    En Washington, el congresista Doug Lamborn, dio lectura de una parte de un informe no confidencial de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA), señalando que Pyongyang podría ser capaz de lanzar una ojiva nuclear, aunque de un tipo impredecible.


    "La DIA evalúa con confianza moderada que el Norte (de la península coreana) tiene actualmente armas nucleares capaces de ser incluidas en los misiles balísticos", dijo el informe, de acuerdo con Lamborn. "Sin embargo, la fiabilidad será baja", acotó.


    Las agencias de inteligencia de Estados Unidos se negaron a comentar esto, pero no emitieron ninguna declaración refutando la interpretación del legislador de las pesquisas.


    De su lado, Ban dijo a la cadena CNN que no hubo una confirmación independiente de la evaluación de DIA.


    Los funcionarios de inteligencia en Seúl dicen que Corea del Norte tiene dos misiles de rango medio listos para lanzamiento inminente desde su costa este, por lo cual Corea del Sur y Japón se mantienen en alerta por cualquier prueba posible.


    Pero los medios estatales de Pyongyang ha centrado su atención en el primer aniversario en el poder, este jueves, del nuevo líder Kim Jong-Un, al convertirse en jefe del Partido popular de los Trabajadores y las celebraciones del próximo lunes por el cumpleaños del fallecido fundador Kim Il-Sung.


    "La historia nunca ha visto a ningún dirigente socialista como él", dijo el portavoz oficial del partido Rodong Sinmun en alabanza a Kim Jong-Un.


    A pesar de las palabras tranquilizadoras, todavía hay una creciente preocupación global por las nubes de altas tensiones que podrían provocar un incidente con potencialidad para una rápida escalada de acciones.


    El canciller ruso, Sergei Lavrov, advirtió en contra de la escalada de la crisis, y subrayó que Moscú y Washington estaban cooperando estrechamente.


    "En el tema Corea del Norte no tenemos diferencias con Estados Unidos", dijo Lavrov después de reunirse con Kerry en el marco de la reunión del G8. 

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento