¿Olvidaste tu clave? Registrate

    La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos nos ha dejado claro que de autoridad, si acaso, tiene el nombre.

    Es inaudito que una institución pública ceda ante la inadmisible coacción de un minúsculo grupo que amenaza con dejar al país sin combustible si no aceptan sus pretensiones.

    Señores de la ARESEP, acaso ustedes ignoran que suspender el suministro de combustible a los costarricenses es inconstitucional, inhumano y antipatriótico.

    Directivos de la autoridad sin autoridad, si tienen miedo a las presiones, si se asustan con amenazas de huelgas, mejor renuncien.

    Váyanse. Si se quedan actúen con la autoridad que la ley les otorga y que el pueblo espera de ustedes.

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento