¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Noticias

    El Papa y Ban Ki-Moon analizan la crisis coreana y la emergencia en Siria

    El papa Francisco recibió este martes en el Vaticano al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, con el que analizó la "grave emergencia humanitaria" en Siria y el conflicto entre las dos Coreas, crisis que amenazan "la paz y la estabilidad" del mundo.

    "Durante el cordial encuentro se han analizado temas de interés recíproco, en particular situaciones en conflicto y la grave emergencia humanitaria en Siria y otras, como el de la península coreana y las del continente africano, donde la paz y la estabilidad están amenazadas", indicó en un comunicado la oficina de prensa de la Santa Sede.

    El Papa latinoamericano conversó por 20 minutos con el dirigente de la ONU en la biblioteca privada del palacio apostólico, y le manifestó el deseo de la Iglesia Católica de contribuir "según su identidad y con sus medios" a favor de la "dignidad integral" del ser humano y la promoción de la "cultura del encuentro" y diálogo.

    Los dos dirigentes abordaron también la necesidad de frenar fenómenos mundiales como la trata de seres humanos, "en especial de mujeres", y aliviar la situación de refugiados y emigrantes, precisa la nota.

    Todos son temas que el Papa abordó en su primer mensaje de Pascua, pronunciado el pasado 31 de marzo desde el balcón de la basílica de San Pedro ante decenas de miles de personas, durante el cual pidió "una solución política" para Siria, donde los "refugiados están esperando ayuda y consuelo" e instó a los dos Coreas a que "superen las divergencias". Se trataba de la primera vez que el papa condenaba los conflictos "sangrientos" que azotan al planeta.

    Por su parte Ban Ki-Moon, quien inició recientemente su segundo mandato de cinco años como secretario general del organismo internacional, considera uno de sus mayores deberes la promoción de la paz y la eliminación de la pobreza y el hambre en el mundo, temas a los que Francisco es sensible.

    "Es un gran honor para mí que me reciba el líder espiritual del mundo", dijo al papa Ban, acompañado por una delegación de unas doce personas, encabezada entre otras por su esposa. "Francisco es un hombre de paz y una voz para los que no tienen voz. Deseo en el futuro seguir conversando con él", declaró a la prensa Ban, quien invitó al Papa a visitar la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

    En una conferencia de prensa celebrada al término del encuentro en un hotel romano, el líder de Naciones Unidas manifestó su preocupación por la situación en Corea del Norte, que puede llegar a ser "incontrolable", dijo. "El nivel de tensión es muy peligroso", reconoció, explicando que "un incidente pequeño podría desatar una situación incontrolable".

    Desde hace varias semanas Corea del Norte lanza amenazas de guerra nuclear como respuesta a las sanciones de la ONU por un nuevo ensayo nuclear del país a principios de febrero y por las maniobras que Estados Unidos y Corea del Sur están llevando a cabo en la península.

    Ban hizo un llamado también a Siria para que coopere con la misión de inspectores de la ONU para determinar si se utilizan armas químicas en ese país.

    El líder de Naciones Unidas se reunirá también este martes con el presidente italiano Giorgio Napolitano, el primer ministro Mario Monti y los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado.

    Ban Ki-Moon concluye este martes una gira por varios países de Europa.

    El pontífice católico y el mandatario de Naciones Unidas se reunieron e intercambiaron unos presentes en la biblioteca pontificia, en una audiencia privada. 

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento