¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Noticias

    Los viajes aéreos serán más turbulentos al aumentar emisiones de C02

    LONDRES (Reuters) - Las turbulencias en los vuelos trasatlánticos se volverán más frecuente y severa hacia el año 2050, a medida que aumentan las emisiones de dióxido de carbono, elevando los tiempos de viaje y el consumo de combustible, dijeron el lunes científicos británicos en un estudio.

    Cualquier viajero probablemente ha experimentado turbulencias en los aviones. Puede suceder sin advertencia y es ocasionada por condiciones climáticas como presión atmosférica, corrientes de aire, frentes fríos y cálidos o tormentas.

    Una ligera turbulencia sacude la aeronave, pero episodios más severos pueden lesionar a los pasajeros y ocasionar un daño estructural a los aviones, con costes aproximados de 150 millones de dólares anuales.

    La turbulencia será mayor y se producirá más a menudo si las emisiones de dióxido de carbono se duplican para 2050 como pronostica la Agencia Internacional de Energía, dijeron científicos de las universidades de Reading y East Anglia en el estudio publicado en la revista Nature Climate Change.

    El dióxido de carbono es uno de los gases con efecto de invernadero más potentes que sería responsable del calentamiento global. Un incremento de sus emisiones aumenta la temperatura promedio global, calentado la atmósfera baja.

    No obstante, el calentamiento también altera la atmósfera 10 kilómetros por encima del nivel del suelo, haciéndola más inestable para los aviones, dijo Paul Williams de la Universidad de Reading y coautor del informe, a Reuters.

    Los científicos se centraron en el espacio aéreo del Atlántico Norte, donde 600 aviones viajan entre Europa y América del Norte cada día, utilizando simulaciones computacionales para examinar los efectos del cambio climático en las condiciones en esa zona.

    Los expertos detectaron que las posibilidades de hacer frente a una significativa turbulencia para mediados de siglo aumentarán entre 40 y 170 por ciento, y el resultado más probable es que se duplique el espacio aéreo que genera turbulencias significativas.

    La intensidad promedio de turbulencia también aumentaría entre 10 y 40 por ciento.
    Viajes aéreos más turbulentos harían que volar sea más incómodo y elevaría los riesgos para los pasajeros y la tripulación.

    Los desvíos para evitar fuertes zonas de turbulencia extenderían los tiempos de viaje, elevando el consumo de combustible, las emisiones y los retrasos en los aeropuertos, lo que a la larga elevará los precios de los pasajes aéreos, dijo Williams.

    Los viajes aéreos son una de las fuentes de emisiones de dióxido de carbono de más rápido crecimiento, pero los efectos del cambio climático en la turbulencias no han sido estudiados antes. 

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento