¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Noticias

    El juicio contra Ríos Montt, un termómetro para la Justicia en Guatemala

     Guatemala, 6 abr (EFE).- El juicio por genocidio y crímenes de guerra que se sigue en contra del general golpista guatemalteco José Efraín Ríos Montt "es un termómetro" que servirá para medir los avances que en Justicia ha tenido Guatemala, dijo hoy la fiscal general del país, Claudia Paz y Paz.

    "Este juicio es un termómetro del avance y el fortalecimiento del sistema de justicia, del Estado de Derecho, de hasta dónde nos va a marcar, hasta dónde nos hemos constituido como una sociedad democrática", dijo Paz y Paz en una entrevista con Efe.

    Para la democracia de este país centroamericano que vivió una cruenta guerra interna entre 1960 y 1996, la cual se cobró la vida de más de 200.000 personas, "es importante que si se perpetraron estos hechos tan graves, estos sean juzgados y los responsables sancionados", señaló la fiscal general.

    Paz y Paz, de 46 años, es la primera mujer en ser elegida como fiscal general de Guatemala, y también la primera en investigar el genocidio y los crímenes de lesa humanidad ocurridos en el país durante la guerra en contra de la población civil.

    Su "valentía", que ella prefiere llamar "responsabilidad", hizo que en agosto del año pasado fuera incluida en la lista de las mujeres más poderosas que están cambiando el mundo en Política y Políticas Públicas, por la estadounidense revista Forbes.

    La semana pasada, la también estadounidense revista Newsweek, la incluyó en una lista de las 125 mujeres de impacto en el mundo, y señaló que su trabajo "podría ser el más peligroso de Centroamérica".

    Los verdaderamente "valientes", dice la fiscal, "son los hombres y mujeres" que integran su equipo de trabajo y quienes están más expuestos a los peligros que conlleva perseguir a los criminales en uno de los países más violentos y peligrosos de América Latina.

    Aunque reconoce que "siempre" evalúa "qué puede ocurrir" como consecuencia del trabajo que realiza al frente de la Fiscalía, Paz y Paz tiene claro que "hay cosas que se deben hacer y hay que hacerlas".

    En Guatemala tan peligroso puede ser procesar a los antiguos militares responsables de la represión política, como perseguir a los grupos de narcotraficantes y del crimen organizado que operan en su territorio.

    "No nos podemos detener. Hay que investigarlos para que no les pase a otros" lo que les ocurrió a las víctimas de sus crímenes, señaló.

    Aunque el juicio contra Ríos Montt y su antiguo jefe de Inteligencia Militar, el también general retirado José Rodríguez, ha arrojado pistas y evidencias sobre la posible participación de otros militares en las matanzas de indígenas, incluido el actual presidente del país, el general retirado Otto Pérez Molina, la fiscal aseguró que de momento lo que le interesa es obtener una condena contra los procesados.

    "La investigación ahora está en contra de estas personas (Ríos Montt y Rodríguez) el Ministerio Público está enfocado en demostrar que estas personas, son los responsables de los delitos de genocidio y crímenes contra los deberes de la humanidad. Que puede pasar a futuro es algo que no puedo predecir", señaló.

    En todo caso, será el tribunal donde se realiza el juicio el que, de considerarlo oportuno, ordene a la Fiscalía, en su fallo final, investigar con fines procesales a las personas que puedan salir implicadas como presuntos responsables.

    Claudia Paz y Paz también desmintió que la Fiscalía sea presionada por grupos políticos y diplomáticos locales o internacionales, para procesar a los militares, como lo aseguran los defensores y simpatizantes de éstos.

    "Que si hay presiones para la Fiscalía, para que investigue o deje de investigar estos hechos, definitivamente no", respondió.

    Lo que sí existe, reconoció, es un amplio interés de la comunidad internacional porque sean juzgados los crímenes cometidos en contra de la población durante la guerra.

    "Comprendo que los ojos del mundo estén puestos en Guatemala, porque todos (los países) se pusieron de acuerdo para decir no más genocidio, y todos nos comprometemos a prevenir estos hechos, y si ocurren a sancionarlos. Por eso entiendo el interés de la comunidad internacional", señaló.

    Aunque el juicio en contra de Ríos Montt y Rodríguez haya sido hasta ahora el más mediático y paradigmático, no es el primero ni el último que la Justicia guatemalteca habrá de conocer respecto a los crímenes ocurridos durante la guerra, dijo esta doctora "cum laude" en Derechos Humanos y Derecho Penal por la española Universidad de Salamanca.

    "Quien haya cometido un crimen tiene que ser investigado y sancionado. Todos los casos deben de ser investigados, esa es nuestra prioridad. No importa quienes hayan sido los responsables", aseguró.

    El exgeneral golpista guatemalteco José Efraín Ríos Montt (c) asiste este viernes 5 de abril de 2013, al juicio que se sigue en su contra y de su antiguo jefe de Inteligencia Militar, José Rodríguez, por el asesinato de 1.771 indígenas ixiles entre 1982 y 1983, en la Corte Suprema de Guatemala en Ciudad de Guatemala.

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento