¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Entrevistas

    Debate: Crece la polémica por la concesión de carretera hacia San Ramón

    La polémica crece en torno a la concesión de la carretera entre La Sabana y San Ramón.

    Mientras el gobierno asegura que  se acorta a la mitad el tiempo de viaje y que los usuarios ahorrarán dinero pese a tener que pagar casi 4 mil colones diarios en peajes,  los vecinos afirman que esos datos no son ciertos y que usarán todos los medios legales a su alcance para impedir el desarrollo de la obra.

    Al mediodía de este jueves participaron en un debate, el ministro de Transportes, Pedro Castro y el representante de Foro de Occidente, identificado como Paul Brenes.

    La vía se compone de 58 kilómetros  desde el ingreso a La Sabana hasta San Ramón. Ante la consulta de cuánto de este trayecto se ampliará con la concesión, el ministro Castro señaló que se trata de un 56% del área de pavimento del total del proyecto.

    Por su parte,  Brenes, señaló que los vecinos se oponen a la concesión porque están “conscientes de lo que tenemos entre manos. Ese 56% es ficticio, e incluye espaldones”, argumentó.

    Castro desmiente que se incluya espaldones tal y como lo afirma el vecino ramonense.

    Brenes indicó que aunque el contrato dice que entre Sarchí y Naranjo la ampliación de carriles será a lo largo de seis kilómetros, ellos consideran que lo que se ampliará será solo un kilómetro, argumentando que el contrato tiene “datos ficticios” y que ellos, que pasan por esa vía a diario, saben “que la ampliación no será cómo lo afirma el ministro”.

    “No estamos peleando solo un peaje. No tenemos confianza a la figura de concesión. Nos traen empresas desfinanciadas que vienen a buscar la plata aquí”, sentenció Brenes.

    El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) indicó que el tiempo de desplazamiento de San Ramón a La Sabana bajará a menos de la mitad en horas pico. El director de Concesiones, Edwin Rodríguez expresó que se pasará de dos horas a 50 minutos.

    Castro indicó que el estudio que argumenta esa disminución, se basa en simulaciones y modelos hechos por Concesiones, consultores externos y la concesionaria.

    “Se trata de al menos 30 minutos de ahorro en recorrido. La gente tendrá ahorro en combustible, llantas, mantenimiento de vehículos, que se estima en 6000 colones. Si usted resta los ¢3900, tendrán ganancia de 2100 por día”, dijo el ministro.

    En la actualidad los vecinos de San Ramón pagan un peaje de ¢225, pero tienen un pésimo servicio con presas y casi dos horas de recorrido en horas pico. Ante esto, ellos aseguran que existen varias opciones.

    “El CONAVI propuso al pasado ministro de Transportes que con el incremento paulatino en el monto del peaje, el Estado recaudaría los recursos suficientes para desarrollar la obra por su propia cuenta”, expresó el ramonense.

    “Pasando de 150 a 400 colones en el primer año, y en los próximos dos subiéndolo a 700 y 875 colones, el Estado podría recaudar el dinero para la ampliación de la vía”, añadió.

    Ante estas declaraciones, el ministro insiste en que existen dos formas de hacer la carretera. El primero es que el Estado pague $524 millones a una empresa para que asuma la carretera.

    “La otra forma: pedimos un préstamo internacional, sobre el que pasarán muchos años para que se pueda contratar la obra. Cuando se se contrata ya vale el doble, y cada año el pueblo tendrá que pagar eso en impuestos, y con los intereses del empréstito, se terminará pagando más de $2000”, añadió.

    Desde se concesionó la obra al día de hoy, el precio de la misma subió de ¢266 a ¢524 millones de dólares. El precio de los peajes se triplicó, pues pasaron de un $1,30 a $3,88.

    El precio del peaje por kilómetro también es más caro si se compara con la ruta a Caldera. De Sabana a Ciudad Colón hay 14 kilómetros y la tarifa de los dos peajes es de 440 colones (30,9 por kilómetro).

    De La Sabana al aeropuerto Juan Santamaría hay 14.1 kilómetros pero el peaje será de 1005 colones, 71 colones por kilómetro, más del doble. Castro explicó que el precio se reajusta con indicadores anuales, y que existe un modelo financiero con el que se fijan las tarifas.

    “No solo se toma en cuenta el valor de la obra, sino el costo de los servicios. Se toman en cuenta elementos como seguros y costos de inversión”, expuso Castro como justificación a la diferencia entre ambas vías.

    Los vecinos de Occidente aseguran que no descansarán para pedir que la vía se haga en las condiciones que beneficien a los conductores.

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento