¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Internacional

    Papa Francisco no deja de sorprender al mundo por su humildad

    Una vez más, Francisco, el papa de los pobres, como se le empieza a llamar, sorprendió al romper la tradición y el protocolo del Jueves  Santo.

    En imágenes quedó grabado el momento en que llegó a la Casa del Marmo, una cárcel de menores en Roma, Italia. En lugar de lavar los pies a 12 sacerdotes, como ocurre en el Vaticano cada Jueves Santo en la celebración de la cena del señor, lavó y besó los pies de 12 jóvenes delincuentes.

    Entre estos 12 jóvenes había 2 mujeres, algo poco visto en la celebración del lavado de pies. ¿Será que en adelante  la Iglesia Católica empezará a incluir mujeres apóstoles en el lavado de pies?

    Pero además, como si fuera poco, en este grupo de 12 había dos jóvenes musulmanes. Una de  ellas era mujer.

    El Pontífice  pidió a los sacerdotes de todo el mundo ser pastores con aroma a oveja.

    La misa se realizó en una capilla del reformatorio, luego el Papa compartió con decenas de los jóvenes reclusos.

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento