¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Noticias

    Indignación en Brasil con pastor acusado de racismo que preside DDHH en Congreso

    La elección de un polémico pastor evangélico acusado de racista y homófobo para presidir la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados ha despertado la indignación de movimientos sociales e intelectuales en Brasil.

    Marco Feliciano, de 40 años y electo diputado en 2010 con 211.000 votos por el Partido Social Cristiano (PSC), se define como "pastor, cantante y empresario". Es fundador de una Iglesia evangélica afiliada a la Asamblea de Dios, y que tiene hasta una empresa grabadora para sus actuaciones musicales.

    El 7 de marzo fue electo presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Minorías de manera sorpresiva, y desde entonces se repiten a diario las manifestaciones en su contra, en el Congreso y en muchas ciudades de Brasil.

    Activistas entregaron este miércoles al partido de Feliciano 450.000 firmas pidiendo su renuncia, recopiladas a través de la organización internacional Avaaz, que moviliza campañas en internet.

    "Ha habido una enorme movilización pública en Brasil contra la designación de Feliciano", dijo a la AFP el responsable de Avaaz, Pedro Abramovay.

    Amnistía Internacional consideró el martes "inaceptable" que el pastor presida la comisión, por tener "posiciones claramente discriminatorias en relación a la población negra, homosexuales y mujeres".

    El presidente de la Cámara de Diputados, Henrique Eduardo Alves, había prometido una solución para el martes, pero el PSC decidió apoyar a Feliciano a toda costa. El pastor se aferra a su cargo y asegura que sólo lo abandonará "si muriese".

    En el centro de la polémica están declaraciones de Feliciano en Twitter afirmando que el amor entre personas del mismo sexo lleva al "odio, al crimen, al rechazo" y que "los africanos descienden del ancestro maldecido por Noé".

    Feliciano asegura que no es ni racista ni homófobo.

    "Son opiniones teológicas, religiosas, suyas como pastor evangélico; no interfieren en su mandato", dijo a la AFP su asesor de prensa, Welington de Oliveira.

    El asesor negó que el diputado haya declarado que las reivindicaciones de las mujeres por sus derechos pueden conducir a una sociedad homosexual, tal y como divulgó O Globo.

    La prensa brasileña lo acusó de pagar a cinco pastores de su iglesia como asesores legislativos y de pedir tarjeta de crédito y seña a un fiel en un culto. El diario O Globo también divulgó un vídeo en el que el pastor afirmó que "Satanás está infiltrado en el gobierno" de Dilma Rousseff, en una acción "contra la familia".

    Feliciano nació en 1972 en Orlandia (interior de Sao Paulo). La biografía que divulga su iglesia destaca que a los siete años su padre lo llamó a trabajar como limpiabotas, lo cual lo ayudaría a "tener un carácter íntegro y recto".

    Antes de ser pastor estudió contabilidad, realizó estudios teológicos y en 1996 fundó su iglesia "Tempo do Avivamento". Casado y padre de tres hijas, también vende discos, con voz rasgada de galán entregado a la religión.

    Intelectuales y famosos, entre ellos el cantante Caetano Veloso, pidieron el lunes su renuncia.

    "La comisión de DDHH y Minorías tiene un papel fundamental para debatir leyes y supervisar un área que afecta a un espectro muy grande de la sociedad que sufre vulnerabilidad y amenazas", dijo a la AFP Mauricio Santoro, asesor de Amnistía Internacional. "Es inaceptable que la presida una persona que por sus declaraciones e historia representa lo opuesto", concluyó.

    El especialista del Instituto Analise Carlos Lopes recuerda que "la comisión de Derechos Humanos era una prioridad absoluta del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda, en el gobierno), hasta el punto que renunciaban a otras comisiones consideradas más importantes".

    "Pero en el poder, el PT pasó a tener otras prioridades y esa comisión fue siendo relegada" hasta caer ahora en manos del PSC, al que con 16 diputados le tocaba dirigir una comisión, dijo Lopes a la AFP.

    Los evangélicos tienen una poderosa bancada, con 78 de los 513 diputados, que se opone al aborto y al matrimonio entre homosexuales, pero incluso hasta algunos evangélicos han criticado a Feliciano.
     

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento