¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Noticias

    Obama reconcilia a Israel y Turquía antes de centrarse en el conflicto sirio

     El presidente estadounidense, Barack Obama, logró este viernes la reconciliación de Israel y Turquía, cuyas relaciones eran tensas desde 2010, al final de su histórica visita oficial a Israel y los Territorios Palestinos y antes de tratar el conflicto sirio durante una visita a Jordania.

    En un gesto espectacular, justo antes de la marcha del presidente estadounidense, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, presentó sus excusas al jefe del Gobierno de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, por la muerte de nueve turcos durante la toma de una flotilla que iba a Gaza en 2010.

    Ambos dirigentes acordaron normalizar las relaciones, incluidas las diplomáticas, entre los dos países, según un comunicado de Netanyahu.

    Obama concluyó este viernes su primera visita a Israel y los Territorios Palestinos con visitas simbólicas a Jerusalén y Belén.

    En Jerusalén, el mandatario visitó el Monte Herzl, donde, siguiendo la costumbre judía, depositó piedras en las tumbas de Theodor Herzl, padre del sionismo, y de Yitzhak Rabin, ex primer ministro y premio Nobel de la Paz asesinado en 1995. A continuación, acudió al memorial del Holocausto de Yad Vashem.

    Después, Obama almorzó con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Ambos hablaron de "una serie de desafíos de seguridad nacional, así como del proceso de paz con los palestinos", según un responsable israelí. "El primer ministro insistió en la importancia de la seguridad en este proceso".

    Por la tarde, el presidente, acompañado de su secretario de Estado, John Kerry, efectuó una breve visita a la basílica de la Natividad en Belén, donde según la tradición cristiana nació Jesucristo. Allí lo recibió el presidente palestino Mahmud Abas.

    Una tormenta de arena impidió a Obama llegar y partir de Belén en helicóptero. El mandatario tuvo que desplazarse en limusina, por lo que pudo ver el muro israelí de separación erigido en Cisjordania.

    El jueves, en un discurso vibrante ante 2.000 jóvenes israelíes en Jerusalén, el presidente norteamericano exhortó a Israel y a Palestina a escoger la paz, pero sin trazar una vía determinada para la creación de un Estado palestino.

    "Obama alcanzó el objetivo de su visita a Israel: se ganó el corazón de los israelíes", resumía este viernes el diario israelí Haaretz.

    "Obama optó por llamar a los jóvenes a revelarse contra la clase política. Los políticos no lo harán (actuar por la paz con los palestinos, ndlr), les dijo. Dijo cosas similares a los estudiantes egipcios hace cuatro años en la Universidad de El Cairo", confirmaba el editorialista del diario popular Yediot Aharonot.

    Por su parte, los dirigentes palestinos no tienen nada que llevarse a la boca, incluso si el ministerio de Finanzas palestino indicó en su sitio web que recibió en febrero 200 millones de dólares de ayuda estadounidense, bloqueados desde hace meses en el Congreso.

    Un responsable estadounidense confirmó la entrega de esta ayuda programada para 2013 y precisó que la administración Obama se esforzaba para que el Congreso desbloquee cerca de 500 millones de dólares de ayuda financiera correspondientes a 2012.

    El jefe del Gobierno de Hamas en Gaza, Ismail Haniyeh, afirmó este viernes "no estar sorprendido" por los resultados de "la visita de Obama destinada tranquilizar a la ocupación frente a los cambios y a los éxitos de la resistencia, consolidar la ocupación, legalizar la colonización y utilizar a la Autoridad como un instrumento de protección de la ocupación".

    Haniyeh exhortó a Abas a "no caer en la trampa del apoyo financiero y político estadounidense en detrimento de la restauración de la unidad" palestina.

    Kerry debe regresar el sábado por la noche a Jerusalén, después de haber acompañado a Obama en su visita de 24 horas a Jordania, para discutir con Netanyahu las próximas etapas del proceso de paz.

    Después de consagrar una gran parte de su visita en Israel al programa nuclear iraní, y de asegurar a los responsables israelíes el apoyo "eterno" de Estados Unidos, Obama se ocupará en Jordania de la guerra civil en Siria, donde más de 70.000 personas han muerto desde hace dos años.

    El presidente estadounidense, Barack Obama, logró este viernes la reconciliación de Israel y Turquía, cuyas relaciones eran tensas desde 2010, al final de su histórica visita oficial a Israel y los Territorios Palestinos y antes de tratar el conflicto sirio durante una visita a Jordania.

    En Jerusalén, el mandatario visitó el Monte Herzl, donde, siguiendo la costumbre judía, depositó piedras en las tumbas de Theodor Herzl, padre del sionismo, y de Yitzhak Rabin, ex primer ministro y premio Nobel de la Paz asesinado en 1995. A continuación, acudió al memorial del Holocausto de Yad Vashem.

    El jueves, en un discurso vibrante ante 2.000 jóvenes israelíes en Jerusalén, el presidente norteamericano exhortó a Israel y a Palestina a escoger la paz, pero sin trazar una vía determinada para la creación de un Estado palestino.

    El jueves, en un discurso vibrante ante 2.000 jóvenes israelíes en Jerusalén, el presidente norteamericano exhortó a Israel y a Palestina a escoger la paz, pero sin trazar una vía determinada para la creación de un Estado palestino.

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento