¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Noticias

    Obama no desistirá en prohibir fusiles de asalto en EE.UU down

     La administración Obama no abandonará su objetivo de prohibir los fusiles de asalto en Estados Unidos, dijo el jueves el vicepresidente Joe Biden, en respuesta al anuncio del Senado de que esa medida de la reforma sobre control de armas no cuenta con apoyo suficiente.

    "No voy a descansar y el presidente tampoco lo hará hasta que tengamos todas esas cosas", afirmó Biden en Nueva York durante una conferencia de prensa con el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, y padres de niños muertos en la tragedia de Newtown (Connecticut, noreste) el pasado 14 de diciembre.

    Los representantes en el Senado del oficialista partido demócrata anunciaron el martes que abandonaban su lucha por prohibir las armas de asalto, una de las medidas faro del paquete de proyectos de ley presentados por el presidente Barack Obama después de la matanza de la escuela primaria Sandy Hook en la que fallecieron 20 niños y seis adultos.

    La propuesta, que no cuenta con los votos suficientes en el Senado, tenía como objetivo prohibir en todo el país la fabricación, importación y venta de fusiles de asalto, similares al utilizado por Adam Lanza, el joven que perpetró la matanza y luego se quitó la vida.

    "Tres meses atrás un hombre desequilibrado entró en la escuela primaria Sandy Hook con un arma de guerra. Esa arma de guerra no tiene lugar en las calles de Estados Unidos y sacarla de esas calles no tiene nada que ver con los derechos constitucionales de nadie", señaló Biden, al defender la iniciativa.

    Quienes se oponen a la prohibición de los fusiles de asalto argumentan que el gobierno avasalla la segunda enmienda de la Constitución estadounidense, que da el derecho a la posesión de armas.

    El alcalde Bloomberg, un ferviente impulsor de un mayor control de la compra y tenencia de armas, indicó de su lado que si los senadores deberán pronunciarse de todos modos sobre la cuestión de los fusiles de asalto cuando se vote el paquete y dejar en claro quién se opone.
    "Luego el resto de nosotros tendrá que decidir cómo se siente sobre esa gente y su posición", sostuvo.

    "Han pasado 97 días desde Newtown. Durante ese tiempo estimamos que más de 3.000 estadounidenses han muerto por armas de fuego. Si el Congreso no hace nada, otras 12.000 personas habrán muerto solo en este año", agregó.

    Según el alcalde, las encuestas muestran que los estadounidenses apoyan de manera abrumadora un endurecimiento de los controles de armas.

    "Seguimos siendo optimistas en cuanto a que el Congreso actuará porque el pueblo estadounidense no puede ser más claro sobre su posición", dijo.

    Si la propuesta sobre los fusiles de asalto parece bloqueada, otras tres iniciativas parecen tener más asegurada su aprobación: la verificación de identidad y antecedentes penales en toda compra, incluidas aquellas que se realizan en ferias especializadas y en internet; la penalización de las adquisiciones de armas por parte de personas que no tienen permiso de posesión; y créditos para reforzar la seguridad en las escuelas.

    El presidente Obama convirtió en una de sus prioridades para su segundo mandato aumentar el control de la venta de armas.

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento