Teletica

ABR24

12:42

Pronóstico para San José

Ingresá con tu cuenta de Teletica

¿Olvidaste tu clave? Registrate
Hoy en Teletica

    Noticias | Nacional

    Agricultura orgánica podría dejar de ser una utopía

    Teletica.com Redacción

    “En algún momento, se reconoce que los pesticidas son venenos, para eso están hechos, las personas se resigan a utilizar este “mal necesario” (así lo llaman como forma de consuelo) pero lo cierto está en que no es necesario “. Esta es la posición de Jaime García, profesor de Catedrático de la Sección de Ecología de la Escuela de Biología de la UCR y del Área de Agricultura y Ambiente (AAA) del Centro de Educación Ambiental de la UNED.

    La propuesta es realizar una explotación agrícola autónoma basada en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos de síntesis, u organismos genéticamente modificados. Todo esto de forma equilibrada y sostenible.

    Los agrovenenos nacen de las propuestas de corporaciones por erradicar el hambre y producir fabulosas cosechas, pero al final del día son venenos que producen impactos negativos en el suelo si no se distribuyen bien, así lo dice Gero Vaagt, experto de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en gestión de plaguicidas.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año se registran 25 millones de casos de envenenamiento a causa de plaguicidas y alrededor de 20.000 muertes involuntarias, sobre todo en los países en desarrollo.

    Estudios realizados por el Fondo Noruego sobre el orden natural (2002-2008), mencionan que se trata de no seguir viendo a los alimentos como si fueran cosas, hay que tratarlos como tales. “Nos hicieron creer en los últimos 60 años que la agricultura se puede usar como una fábrica, se está reconociendo que ese no es el camino correcto”, añadió García.

    Por otra parte, los agricultores o trabajan con las compañías o no lo hacen. Trabajar con ellos significa dejar las prácticas que mantienen los suelos sanos y dedicarse al monocultivo, además el ganado que se crea en granjas se aglomeraría en factorías contaminantes y para poder sostener este sistema artificial deben hacer inversiones costosas, aumentando así los precios de productos.

    Luego estas personas se ven atrapadas por las deudas y la dependencia que las corporaciones generan. (El sitio Vía Campesina, una organización a nivel mundial, muestra las preocupaciones de los campesinos).

    La Vía Campesina, GRAIN y el Grupo ETC en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) afirman que la agricultura en países ricos y pobres debería alejarse del uso de fertilizantes y otros insumos, apoyar más a los agricultores en pequeña escala y a enfocar más localmente la producción y el consumo de alimentos.

    Problemas: Los agrovenenos hacen que los cultivos se vuelvan resistentes entonces se deben usar más químicos, el ganado se enferma más por lo que se ocupan más drogas y el suelo pierde su fertilidad natural entonces ocupan más fertilizantes químicos.

    Solución: “No es tan fácil salirse de eso porque el sistema está planteado de otra forma. La utopía de la agricultura orgánica, sí es posible, porque esta actividad siempre ha existido, es un hecho y nadie lo puede negar. Yo lo llegue a negar por la información de los plaguicidas en los años 70’s, que ni siquiera se hablaba de la agroagricultura y para mí fue una sorpresa cuando tuve la oportunidad de ir al campo y ver que efectivamente si se estaba haciendo. Hay un montón de estudios que muestran esto como una realidad”.

    Es una solución factible, la transición de la agricultura química hacia una agricultura sustentable, está determinada por cuatro factores: la actitud de los agricultores, el poder de las compañías de agroquímicos, la posición que tome el gobierno y la presión que ejerzan los consumidores, esto según Jaime.

    Requiere mejores prácticas y menores inversiones, mantienen los suelos saludables sembrado diferentes variedades de plantas, crían animales en granjas y fertilizan usando ganados o plantado variedades que les aporten nutrientes al suelo. Las plantas más saludables con rotación de cultivo, mantienen bajo control las plagas sin hacerles daño a los insectos que necesitamos; como todos los polinizadores.

    El mito sobre que no se puede producir cosechas abundantes sin el uso de venenos, es una mentira repetitiva, “ninguno puede citar evidencia concreta que la respalde”, ensalzó García. Por el contrario, son múltiples los trabajos científicos que demuestran que se pueden obtener cantidades iguales o superiores de alimentos sin necesidad de utilizar venenos (Stanhill, 1990; Badgley et al., 2008; Posner et al., 2008)
     

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento

    Destacado