¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | BBC Mundo

    La polémica advertencia de Donald Trump a un Puerto Rico devastado tras el paso del huracán María

    Donald Trump
    Reuters
    A criterio de Trump, ahora debe ser el Congreso estadounidense es el que defina cuál será el gasto para ayudar a la reconstrucción de Puerto Rico.

    La ayuda no puede quedarse para siempre.

    Esa fue la advertencia que hizo Donald Trump este jueves a Puerto Rico, la isla que quedó devastada por el paso del huracán María hace menos de un mes.

    "No podemos mantener a la FEMA (la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias), a los militares y a los socorristas, que han sido extraordinarios bajo las circunstancias más difíciles, en Puerto Rico para siempre", escribió es presidente de Estados Unidos en su cuenta de Twitter.

    Trump añadió que la isla ya tenía muchos problemas antes del paso de María.

    "La red eléctrica y toda la infraestructura ya eran un desastre antes del paso de los huracanes", tuiteó Trump.

    Puerto Rico es un territorio no incorporado estadounidense con estatus de estado libre asociado.

    Hace dos semanas, el mandatario estadounidense visitó a la isla. Sin embargo las críticas contra su gobierno no han cesado desde el principio bajo el argumento de que la ayuda a Puerto Rico no fue la suficiente.

    Antes ya fue interpelado por la alcaldesa de Puerto Rico Carmen Yulin Cruz, quien lo señaló por falta de ayuda inmediata a la isla.

    La ayuda

    Por su parte, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, señaló este jueves que los pobladores de la isla merecen el mismo trato que los habitantes de territorio estadounidense.

    La autoridad escribió en Twitter que la isla reclama "los derechos que les corresponden a los ciudadanos de nuestra nación".

    Las palabras de Trump también fueron criticadas por legisladores demócratas.

    Diferentes entidades gubernamentales estadounidenses desplegaron en las últimas semanas alrededor de 10.000 personas en Puerto Rico para colaborar en las labores de emergencia y ayuda.

    A criterio de Trump, ahora debe ser el Congreso estadounidense es el que defina cuál será el gasto para ayudar a la reconstrucción de la isla.

    Puerto Rico quedó devastado tras el paso de dos huracanes (Irma y María).

    Destrozos en Puerto Rico
    Reuters
    A criterio de Trump, ahora debe ser el Congreso estadounidense es el que defina cuál será el gasto para ayudar a la reconstrucción de Puerto Rico.

    Casi medio centenar de personas murieron y se estima que los daños superan los US$80.000 millones.

    Sin embargo otros cálculos señalan que esa cifra aumentará significativamente por la creciente crisis económica que deberá afrontar la isla durante la etapa de reconstrucción.

    La falta de suministros, agua y comida sigue siendo un grave problema en muchos municipios y la mayoría de la isla sigue sin electricidad.

    En mayo de este año, Puerto Rico se declaró en quiebra en medio de la peor recesión de su historia.

    Solicitó al Congreso estadounidense que reestructure su deuda de más de US$70.000 millones.

    La Casa Blanca

    Horas después de los tuits de Trump, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que se compromete a ayudar a Puerto Rico a recuperarse de la devastación.

    El documento señala que Washington sigue coordinando con el gobernador de la isla.

    "Estamos comprometidos a ayudar a Puerto Rico, nuestra administración está trabajando con el gobernador (Ricardo) Rosselló y con el Congreso para identificar el mejor camino fiscal (para canalizar la ayuda)", señaló el un comunicado.

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento