¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Perros de traba

    Vecinos de la Suerte de Pococí temen pasar por puente construido con troncos

    Teleclaves

    Los vecinos de la suerte de Pococí no se sienten nada afortunados. Tras el paso del huracán Otto, el puente que conecta barrio Ticabán con el centro del pueblo se desplomó ante los ojos de todos.

    Al tratarse de su principal vía de acceso, la comunidad tuvo que ingeniárselas para hacer un paso provisional. Ahora su puente son un par de pequeños troncos que solo unos cuantos valientes se atreven a cruzar.

    La urgencia de un puente nuevo es evidente y los vecinos ya no soportan estar incomunicados. Si bien es cierto que hasta el momento no se han dado accidentes, solo es cuestión de tiempo para que una tragedia ocurra.

    Por esa razón llamaron a Perros de Traba y Rocky no tardó en atender esta grave denuncia.

    Fuimos directamente a la municipalidad de Pococí para saber qué intenciones tienen de arreglar el puente. Ahí atendió la alcaldesa Elibeth Venegas, quien asegura que ya están trabajando en la construcción de una ruta alternativa.

    De esta manera promete solucionar rápida y eficazmente el problema. 

    Esperamos que las autoridades cumplan con los plazos establecidos para que los vecinos de La Suerte dejen de tentar su fortuna al cruzar por este paso. Como siempre, Rocky queda muy atento y le estará siguiendo la pista a esta denuncia.

    Otro caso

    Hace varios meses Perros de Traba atendió una denuncia en la Chiripa de Sarapiquí y ante la gravedad de la situación Rocky quedó impactado.

    Los vecinos que necesitaran atravesar el estero debían hacerlo sobre una canasta suspendida en un cable metálico. Lamentablemente las cosas cambiaron pero no para bien, porque la canasta se dañó y ahora si los vecinos necesitan cruzar deben hacerlo con un riel y un pedazo de mecate que sirve de asiento.

    Claramente, el peligro cada vez es mayor y la indignación de la comunidad crece día a día.

    Los vecinos están con las manos atadas. El transporte terrestre no es viable y el cable es su único medio para llegar a la carretera principal.

    Por supuesto que los accidentes son cosa de todos los días. Dedos majados, ampollas, quemaduras y golpes son solo algunas de las lesiones que sufren las personas que utilizan este cable.

    Incluso ya ocurrió un incidente fatal en condiciones parecidas.

    Lo peor es que en la municipalidad parecen no ponerse de acuerdo para solucionar este problema.

    Consultamos con el vice alcalde de Sarapiquí, Orlando Brenes, y asegura que existen muchas trabas para construir el tan necesario puente peatonal.

    La respuesta no es para nada alentadora y pareciera que las autoridades no comprenden que son vidas las que están en riesgo.

    Si la municipalidad no actúa con rapidez, otra tragedia puede ocurrir en cualquier momento. Por esta razón Perros de Traba seguirá muy de cerca esta denuncia hasta que se le dé una solución al pueblo de la Chiripa.

     

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento