¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Internacional

    Termina auditoría pedida por la oposición venezolana que luego la descalificó

    Caracas, 8 jun (EFE).- La auditoría extraordinaria a los comicios presidenciales venezolanos del pasado 14 de abril concluyó definitivamente hoy tras una revisión adicional de votos y el informe final de la actividad está previsto para el próximo martes, informó el Consejo Nacional Electoral (CNE).

    "El informe definitivo lo estaremos presentando el próximo día martes, porque este sábado, que era cuando lo íbamos a dar, se hizo una actividad extraordinaria y se revisaron algunas de las cajas (con votos) auditadas el mismo 14 de abril", dijo a Efe una funcionaria del organismo rector del voto que pidió no ser identificada.

    Oficialmente, el CNE dijo en su página web que el grueso de la auditoría concluyó el viernes y que la actividad de este sábado se limitó a "una auditoría sobre las mesas de votación que mostraron evidencias de haber sido verificadas" por los mismos electores el pasado
    14 de abril.

    El mismo día de las elecciones las leyes venezolanas ordenan que se audite el 54 % de los votos.

    La auditoría extraordinaria del 46 % restante fue pedida por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la plataforma partidista del candidato opositor Henrique Capriles, quien no aceptó el resultado que dio ganador al oficialista Nicolás Maduro y alegó un fraude.

    Capriles tilda desde entonces de presidente ilegítimo a Maduro, quien según las cuentas del CNE se impuso por un estrecho margen de 1,49 puntos porcentuales, equivalente a unos 225.000 votos de los más de 15 millones de personas que sufragaron ese día.

    La MUD no participó en la auditoría que solicitó debido a que el CNE decidió no analizar todos los elementos del proceso electoral, entre ellos los cuadernos de votación con las firmas manuscritas y huellas dactilares de los votantes, donde Capriles sostiene están las irregularidades del supuesto fraude perpetrado en su contra.

    Capriles y la MUD decidieron impugnar todo el proceso electoral ante el Supremo de Justicia, que aún no se pronuncia sobre sus peticiones de repetición total o parcial de los comicios.

    Lilian Hernández, representante de Capriles ante el CNE, dijo a Efe que la MUD previó que este sábado no se presentaría el informe, "porque allí no estilan este tipo de cosas en fines de semana", pero la oposición no espera que este diga algo adicional "a lo obvio".

    "Hicieron una verificación de máquina y papeleta y es obvio que lo que diga la papeleta coincida con lo que diga la máquina, porque la que imprime la papeleta es la máquina. Es decir, fue una pantomima", remarcó la dirigente opositora y más bien encontró "extraño" que la coincidencia no sea del 100 por ciento.

    En la página virtual del CNE se lee que hasta el viernes "se demostró que un 99,96 % de los comprobantes de votos coinciden con los datos plasmados en las actas de escrutinio y lo totalizado por el Centro Nacional de Totalización".

    Hasta este sábado se pudo ver en la página del CNE un vídeo en el cual firman lo que parece ser su satisfacción con el resultado de la auditoría los representantes de cinco de los seis candidatos, con la sola excepción de Hernández.

    Los resultados del CNE arrojan una cosecha de 7.587.532 votos para Maduro (50,61 %), de 7.363.264 (49,12 %) para Capriles, 19.498 (0,13 %) para Eusebio Méndez, 13.309 (0,08 %) para María Bolívar, 4.241 (0,02 %) para Reina Sequera y 1.936 (0,01 %) para Julio Mora.

    "Una auditoría es tal cuando se verifican todos los elementos y eso no solo lo decimos nosotros, porque en su oportunidad también lo dijeron Jorge Rodríguez y Diosdado Cabello", dos de las principales autoridades del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que lidera Maduro, remarcó la representante electoral de Capriles.

    Hernández recordó que Rodríguez y Cabello aludieron a ello cuando pidieron que se auditaran las primarias que la MUD efectuó en febrero del año pasado, organizadas y celebradas por el CNE, y que eligieron a Capriles como el candidato único de los partidos de la oposición.

    Esa auditoría no fue posible, recordó Hernández, "porque los cuadernos electorales se quemaron, se destruyeron para evitar que el Gobierno identificara a los opositores y tomara represalias", dijo y aseguró que ello sucedió con la petición de un referendo efectuado contra el posteriormente fallecido Hugo Chávez, antecesor de Maduro.

    Sobre las impugnaciones de los resultados de las presidenciales de abril pasado, Hernández dijo que la MUD y Capriles siguen a la espera de que el Supremo de Justicia se pronuncie, para lo cual "no tenemos previsión de fecha". 

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento