¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Internacional

    La Casa Blanca y senadores reiteran su compromiso con el cierre de penal de Guantánamo

    Washington, 7 jun (EFE).- El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Denis McDonough, y los senadores estadounidenses John McCain (republicano) y Dianne Feinstein (demócrata) reafirmaron hoy su compromiso de elaborar un plan para poner fin a las detenciones en la prisión de Guantánamo, al concluir una visita al penal.

    Los tres viajaron al penal en la base naval de EE.UU. en Guantánamo (Cuba) para ver sobre el terreno la situación de "las instalaciones y operaciones" en la prisión y determinar los siguientes pasos para cerrarla.

    En un comunicado conjunto, elogiaron la labor del contralmirante John Smith y el personal de Guantánamo por la forma "segura y respetuosa" en que mantienen a los 166 individuos que aún permanecen en esta cárcel.

    "Seguimos pensando que está en nuestro interés nacional poner fin a las detenciones en Guantánamo, mediante una transición segura y ordenada de los detenidos a otros lugares", indicaron en la nota.

    "Tenemos la intención de trabajar, con un plan conjunto del Congreso y la Administración, para tomar los pasos necesarios para que eso ocurra", puntualizaron McDonough y los dos senadores, sin entregar más detalles.

    El viaje a Guantánamo se produjo apenas unas semanas después de que el presidente de EE.UU., Barack Obama, presentara un nuevo plan para el cierre del penal.

    McDonough, McCain y Feinstein -que preside el Comité de Inteligencia del Senado- viajaron a Guantánamo para determinar qué pasos deben seguir la Casa Blanca y el Congreso "para lograr el objetivo del presidente de cerrar las instalaciones", había indicado la portavoz del Consejo Nacional de Seguridad, Caitlin Hayden.

    De los 166 presos que actualmente hay en Guantánamo, 86 han recibido el visto bueno para ser liberados y 103 se encuentran en huelga de hambre para protestar su condición. De éstos, 41 están siendo alimentados a la fuerza, según un comunicado dado a conocer el jueves por el Ejército estadounidense.

    Esta huelga de hambre, que empezó a principios de año, ha disparado las alertas sobre las condiciones de la prisión y obligó a Obama a pronunciarse de nuevo sobre el penal y la promesa que hizo de cerrarlo durante la campaña electoral de 2008.
    Esta mañana, bajo una intensa lluvia, alrededor de una decena de manifestantes retomaron su protesta semanal de los viernes ante la Casa Blanca para exigir el cierre del penal. 

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento