¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Internacional

    Miles de personas se concentran en Estambul en el sexto día de protestas

    Estambul, 5 jun (EFE).- Miles de personas se concentraron hoy en la plaza Taksim de Estambul en el sexto día de protestas en Turquía, que han dejado hasta ahora dos muertos y mas de 4.000 heridos.

    La marcha principal de una huelga convocada para hoy por dos importantes federaciones sindicales y dos colegios profesionales desembocó en esa plaza de Estambul en un ambiente festivo y sin incidentes, según pudo constatar Efe.

    Decenas de miles de personas participaron en las marchas convocadas por los sindicatos en las principales ciudades de Turquía, según informaron los medios turcos.

    Las marchas sindicales reclamaron hoy la puesta en libertad sin cargos de los "miles de detenidos" en las seis jornadas de protestas y que los responsables de los excesos policiales en los primeros compases de la oleada de manifestaciones rindan cuentas.

    Lo que empezó siendo una manifestación para evitar la destrucción de uno de los pocos parques en el centro de Estambul se ha convertido en un movimiento protesta política que se ha expandido por toda Turquía.

    El epicentro de las protestas se halla en Taksim, donde los manifestantes han levantado grandes barricadas de piedras, coches destrozados y verjas para evitar la entrada de furgones policiales a la plaza.

    Los manifestantes, en su mayoría jóvenes universitarios y ciudadanos de clase media, cuentan con la simpatía de numerosos deportistas, actores, intelectuales y escritores turcos.

    El único Premio Nobel de Literatura turco, Orhan Pamuk, también respaldó las protestas y acusó hoy al Gobierno de ser "opresor y autoritario".

    Pamuk, que había sido criticado en algunos círculos por no haberse manifestado sobre las protestas contra el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, ha tomado partido en un artículo publicado hoy en el diario "Hürriyet".

    La plaza Taksim y el aledaño parque Gezi, donde acampan miles de personas para evitar su demolición en un controvertido plan urbanístico que prevé edificar un centro comercial, se ha convertido en un espacio festivo en el que priman las proclamas contra el Gobierno islamista moderado de Erdogan.

    Los manifestantes han empezado a gestionar algunos servicios, como el reparto de agua potable, e incluso un grupo de trabajadores de una cafetería internacional y estudiantes de medicina han creado un ambulatorio para atender a los heridos en las cargas policiales.

    Otros manifestantes organizan repartos gratuitos de comida y bebida entre los acampados.

    La venta de mascarillas de gas de papel y gafas de buceo para limitar los efectos de los gases lacrimógenos empleados por la Policía ha experimentado también un gran auge y son numerosos los vendedores ambulantes que las ofrecen.

     

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento