¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Tecnología

    Apple se sienta en el banquillo por los precios de libros electrónicos

    NUEVA YORK, 3 junio 2013 (AFP) - El grupo informático Apple se sienta en el banquillo este lunes en Nueva York para responder a las acusaciones de colusión con los cinco mayores editores en Estados Unidos con el objetivo de subir el precios de los libros electrónicos.

    El proceso, presidido por la juez Denise Cote, comenzó a las 13H30 GMT y está previsto que se extienda durante tres semanas, por lo que los alegatos finales están previstos para el 20 de junio.

    Apple será la única empresa que enfrentará el juicio ya que las cinco editoriales involucradas -la francesa Hachette, las estadounidenses HarperCollins (News Corp) y Simon & Schuster (CBS), la británica Penguin (Pearson) y una filial de la alemana Bertelsmann, Macmillan- prefirieron llegaron llegar a un acuerdo con las autoridades.

    Las empresas de medios prometieron modificar sus prácticas y pagar 170 millones de dólares en multas y compensaciones a los consumidores afectados.

    Apple está acusado por el Departamento de Justicia y por varios Estados de haber jugado un rol central en el acuerdo con los editores para subir los precios de los libros electrónicos, con miras al lanzamiento de su tableta, el iPad en 2010.

    Entonces, el mercado estaba dominado por el minorista del comercio online Amazon, con su lector Kindle, que había sido lanzado en 2007 y que vendía la mayor parte de los libros a 9,99 dólares.

    Difícil salida

    Según la fiscalía, Apple habría obligado a los consumidores estadounidenses a pagar "decenas de millones de dólares" más por sus libros electrónicos, arrastrando a los precios a un nivel de entre 12,99 y 14,99 dólares.

    Entonces, los minoristas, con Amazon a la cabeza, pagaban un precio al por mayor y libremente elegían a cuánto vendían las obras, pero el cartel logró generalizar otro modelo, en el cual los editores fijan los precios y los revendedores recibían una comisión, del 30% en el caso de Apple.

    La acusación quiere demostrar que Apple sabía que los compradores se verían perjudicados. Entre los elementos del juicio está un mensaje que el expresidente de la empresa, Steve Jobs, explicaba a los editores que se fraguaba un modelo en el cual "ustedes fijan el precio y nosotros tenemos nuestro 30% y donde, sí, el consumidor paga un poco más".

    La semana pasada, el sucesor de Jobs, Tim Cook, reiteró que el grupo no había hecho nada malo y que iba a enfrentar la pelea.

    En un artículo que resume su defensa, enviado a la justicia el 16 de mayo, Apple invoca "conclusiones no razonables a partir de un mosaico de evidencias ambiguas".

    La empresa asegura no haber "conspirado", sino "actuado de forma independiente para alcanzar sus propios objetivos legítimos". Incluso afirma haber trabajado en favor de la competencia, por ser el primero en poner realmente en tela de juicio el dominio de Amazon.

    "Va a ser difícil para Apple salir", dijo el analista Roger Kay, de Endpoint Technologies Associates, que agregó que más allá de las posibles consecuencias financieras, una condena afectaría además "la reputación de la empresa".

    En este sentido, Apple ya llamó la atención con la comparecencia de Cook ante el Congreso de Estados Unidos, acusada de aprovecharse de fallas de los sistemas fiscales en el mundo para evitar el pago de miles de millones de dólares de impuestos. 

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento