¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Reportajes

    China es reconocida en el mundo por su historia y poderío económico

    Cinco mil años de historia, una pujanza económica que nadie tiene y un sistema político único, sorprende a todo el que quiere conocer China.

    Es la única obra arquitectónica que se puede ver a simple vista desde el espacio. Su magnitud y su magnificencia conmueven, primero por sus nueve kilómetros de distancia, luego porque fue construida a los largo de casi once siglos.

    Es la muralla china, que hoy visitan miles y miles de turistas nacionales y extranjeros, pero que fue el pasado estructura de defensa de primera línea.

    Esta muralla es símbolo de China, no solo porque es lo que más se recuerda de este país, sino además porque representa el alma china: esa capacidad para persistir, para ser disciplinados, para planificar a largo plazo.

    China es tan vieja como el hombre. Nació como nación, según se dice, hace 4.000 años, con la dinastía Xia, y se formó como nación unificada hace más de dos mil años bajo el mando de la dinastía Qin. De allí viene su nombre, chino, que en su idioma se llama Zhun Kuo, nación del centro, o nación que está en el centro.

    Y este es el templo de la paz perpetua, adonde venían a orar los emperadores, el punto que está en el centro del universo, según la mitología china. Hoy es uno de los sitios más visitados por los turistas.

    Fue un gobierno dinástico hasta 1911, cuando fue derrocado el último emperador y Sun Yat Sen fundó la República China.

    Desde entonces y hasta 1949 el país estuvo dividido y sumido en luchas intestinas y guerras contra el invasor japonés.

    Ese año un nuevo grupo y un nuevo líder tomaron el poder. Era Mao Tse Tung al frente del Partido Comunista de China.

    Durante años china vivió conflictos muy diversos, tanto con la Unión Soviética como en el plano interior. El gran salto adelante, un programa fracasado para industrializar el país, sacó a Mao de los puestos principales del país.

    Otra gran campaña, llamada la gran revolución cultural proletaria, lo volvió a encumbrar, en medio de la convulsión provocada especialmente por los jóvenes.

    Pero China seguía siendo una nación muy pobre a la muerte de Mao, en 1976.

    Fue en 1979, tres años más tarde, que un viento de reforma sacudió al gigante oriental. Ten Xiao Ping fue su artífice.

    Desde entonces China no deja de crecer. Hoy es la segunda potencia del mundo y la primera potencia comercial. Dentro de seis años, desalojará a Estados Unidos de la primera.

    Su producto interno bruto es de 6 millones de millones de dólares, una cifra inimaginable.

    Un per cápita que, si bien no es el más alto, lo coloca entre los mejores del tercer mundo, y con un índice de competitividad mucho más alto que el de nuestro país.

    China es un país de contrastes. Con 9 millones de kilómetros cuadrados y 1300 millones de habitantes no es un país, sino mil países juntos, unidos por un mismo sentimiento nacionalista y un mismo deseo de crecer.

    En materia social, es un país que muestra avances enormes en educación, vivienda, salud, con niveles de pobreza que son los más bajos del tercer mundo.

    Se régimen político es motivo de crítica en occidente. Pero según esta investigadora el pueblo respeta y apoya ese sistema, liberado de la pugna entre partidos y cuya misión es la competencia técnica y económica.

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento